David y 10 más

Trezeguet metió un gol y fue la bandera de un River convincente que pasó a los cuartos de final de la Copa Argentina, tras vencer 2-1 a Quilmes.

Sin brillar, pero con un buen nivel en general, sobre todo en el segundo tiempo, el Millo se aseguró la clasificación y obtuvo un respiro en medio de una semana tormentosa.

Durante los primeros minutos del primer tiempo, el conjunto de Almeyda fue superado por el Cervecero, pero nuevamente Trezeguet fue el encargado de abrir el partido y a partir de allí, el equipo comenzó a mostrar una mejor cara.

El delantero franco-argentino solo tuvo que empujarla tras una buena jugada de Gabriel Funes Mori, pero demostró que siempre está en el lugar justo para ayudar cuando las cosas comienzan a complicarse.

Ya en el segundo tiempo, se pudo ver la mejor imagen de River, principalmente luego del ingreso de Daniel Villalva. El Keko le cambió la cara al equipo, se mostró movedizo y poniendo de manifiesto, como siempre, sus ganas de jugar.

Y tuvo su recompensa, a los 31 minutos, el delantero marcó un golazo que le dio justicia a un marcador, que para esa altura, no reflejaba la superioridad que estaba marcando el equipo en la cancha.

A tres minutos de que termine el partido, Martín Cauteruccio puso el descuento para Quilmes que le dio picante al final del encuentro que igualmente fue ampliamente dominado por River.

El objetivo está cumplido, el Millo pasó a los cuartos de final, instancia en la que se enfrentará con San Lorenzo o Barracas Central, en Salta, con fecha a confirmar. Un respiro para una semana complicada. Solo queda esperar que el próximo sábado, se repita la misma historia en el torneo.

Por Antonella Valderrey

Imagen: Olé