Un triunfo que sirve de mucho

Los técnicos de River y Harrods decidieron jugar igual el partido, de modo de amistoso, pese a la ausencia de los árbitros correspondientes. Las millonarias se impusieron por 3 a 1, como locales en el propio Club Harrods.

Las riverplatenses lograron recuperarse de la impensada derrota sufrida la semana pasada ante Comunicaciones en Agronomía, por 3 a 2, estando dos sets arriba. En esta ocasión, lograron revertir un mal primer set y se llevaron un triunfo que, pese a ser de carácter amistoso, sirve mucho desde lo moral.

El Club Harrods comenzó ganando el partido que prometía ser muy bien jugado por las chicas de los dos equipos. El conjunto local -que hizo las veces de visitante- se impuso en un parejo set por 25 a 22. De allí en más, todo el trámite del partido fue manejado por el equipo dirigido por Rubén Eiras.

River se dispuso a tener paciencia con la pelota en juego, no tirar tantos remates, evitar los bloqueos de manera constante por parte del rival y de esta manera, se llevaron un muy buen triunfo que solamente se vio ajustado en el cuarto set en el que, tras el empate en 22, las millonarias lograron los dos puntos que necesitaban para cerrar el partido, de manera holgada desde el puntaje y el juego.

El resultado final fue de 3 a 1 para River con los siguientes parciales: 22-25; 25-14; 25-13 y 25-23.

El descontento fue generalizado. A falta de diez minutos para comenzar el encuentro, el árbitro y sus asistentes  no habían llegado y por eso decidieron jugar el partido, al menos como amistoso. Pero el fastidio fue moneda corriente por parte de los dos técnicos, que deberán hablar nuevamente con la Federación Metropolitana para jugar el partido, de manera oficial.

River, será local hasta que consiga volver al Monumental -en estos momentos en uso por los recitales- en el Club Harrods Gath & Chaves, ubicado en la calle Virrey Del Pino, al 1400 en el Barrio de Belgrano, Capital Federal.

Por Roberto Blanco