”River siempre tiene tres o cuatro jugadores buenos por puesto”

Claudio Viscivich, Director Técnico de la Quinta División habló en exclusiva con Pasión Monumental, analizó el fútbol juvenil, cómo es su forma de trabajo y sus expectativas al frente de estos chicos que, de a poco, asoman como futuros jugadores de Primera.

¿Cómo es el trabajo de un entrenador en Divisiones Inferiores?

Por lo menos de mi parte, lo que vengo a aportar a River, además de lo netamente futbolístico, es que los chicos no solamente piensen en que tienen que levantarse a la mañana o esperar a la tarde para ir a entrenarse, sino también volcar algo que esta institución tuvo históricamente, que es la docencia a nivel futbolístico, que los chicos sepan que también tienen que estudiar, respetar al otro, respetarse a sí mismos. Que se formen como personas.

¿En qué jugadores tiene que poner sus ojos el hincha millonario?

Sin lugar a dudas, son muchos los chicos que tiene River y creo yo, que muy pronto van a dar que hablar. Generalmente el club todos los años tiene cuatro o cinco chicos por categoría, que hay que llevarlos de a poco. Además, el fútbol tiene muchas sorpresas, de pronto un jugador tiene un muy buen año, pero justamente dio su gran salto al año siguiente, porque antes no era su momento. Buscamos que ese chico no solamente esté jugando bien, sino que esté bien preparado tanto física, mentalmente y también como person. Si me pedís nombres, los chicos que siempre observo son Juan Cruz Kaprof, Lucas Pugh y los arqueros, Ramón Velazco y Rodrigo Rey.

¿Existen posibilidades de que el club vuelva a tener esos jugadores que rompan esquemas, como Pablo Aimar, Javier Saviola o Andrés D’allesandro?

Por supuesto. Ese es un trabajo que lleva mucho tiempo, porque lamentablemente los jugadores de Primera División juegan con mucha presión. Si prestás atención, vas a ver como se juega cada vez más atrás, esperando a que el rival ataque, y las demandas que provocan los técnicos, a su vez presionados por una sociedad que siempre quiere ganar, hacen que estos jugadores no puedan lucirse como uno lo los vio crecer. Yo estuve en Platense, y vi muchos chicos a los que la presión los consumió con el tiempo. Pero en River y en todos los clubes hay material como para formar jugadores que rompan con los esquemas.

¿De la actualidad, qué jugadores que crees que pueden romper esos esquemas tácticos?

Personalmente me gusta mucho la personalidad para jugar que tiene Tomás Martínez, porque de a poco está desarrollando una visión más allá del partido en sí, eso es muy importante en todo enganche. Al menos es lo que puedo decir, es de los que más cerca están de ser observados por Cesar Larraignée, Gaby Amato, Almeyda. Pero en River hay tres o cuatro jugadores por categoría, y por eso hay esperanzas de que el club forme jugadores de calidad, como lo demanda su historia.

¿Es difícil trabajar, para formar creadores de juego, en estos tiempos en donde los enganches no son tan usuales, es un pedido de los dirigentes?

No, generalmente los dirigentes no nos piden que juguemos todas las categorías con un enganche y dos puntas. Eso es más un trabajo en conjunto que tenemos nosotros, porque consideramos que el día de mañana los chicos tendrán que jugar y adaptarse a lo que es el fútbol hoy, en donde las formaciones son 4-4-2 y se corre más de lo que se piensa. La idea mía y siempre la comparto con mis compañeros, es que los chicos aprendan a jugar, sepan adaptarse a todo lo que se le pidan, es simple, jugar al fútbol. Porque si solo les enseñamos a ganar, o solo una formación, lo enredamos en una sola cosa y el jugador se pierde, en eso, consiste en ser un docente dentro del fútbol.

Por Roberto Blanco