Voley Femenino: una derrota impensada

El equipo dirigido por Rubén Eiras cayó como visitante ante Comunicaciones por 3 a 2. Las chicas de River estaban dos sets arriba, pero desconcentraciones y el buen juego desplegado por el conjunto local le cambiaron el rumbo al resultado.

Las millonarias visitaron a Comunicaciones en el barrrio de Agronomía, con el único objetivo de obtener un triunfo que les permitiera seguir en la senda de la victoria, tras su convincente 3-1 sobre Deportivo Morón.

Los dos primeros sets fueron ganados holgadamente por las chicas de River, tanto desde el punto estadístico como el deportivo. Bloqueando con firmeza cada avance del equipo cartero, y rematando con fuerza cada remate posible. En pocos minutos, lograron una ventaja de cinco puntos que, más allá de los cambios, eran inalcanzables para las chicas locales, alentadas por una buena cantidad de socios de Comunicaciones.

El tercer set fue muy parejo y esas mismas ventajas que supieron tomar las chicas, fueron aprovechadas por el elenco local, que se fue muy lejos en el marcador y, pese a la buena voluntad colocada dentro de la cancha, el equipo de Rubén Eiras no supo como seguír con el buen manejo de los tiempos que había encontrado en los primeros dos sets. Por eso, nada pudieron hacer ante la remontada del elenco local, que terminó ganando muy bien el quinto set, y festejando un triunfo merecido, en un partido muy emocionante.

¿La formación River? Laura Raitieri, Camila Casco, Martina Castagno, Mariana Carbonelli, Oriana Maretto, Florencia Britto, Carolina Sanz, Clara Tilberto, Belén Golbert y Eileen Bello. Los parciales fueron: 25-16, 27-25, 25-17, 25-20 y 15-9.

Las palabras del entrenador

Al término del encuentro, las chicas tuvieron una larga charla con el técnico. Para poder corregir esos errores que pagaron muy caro en el encuentro, y el entrenador habló en exclusiva con Pasión Monumental sobre su visión del partido: ”Son chicas muy jóvenes. Tenemos un grupo que es totalmente diferente al del año pasado y vamos a tener que ajustar muchas piezas para no cometer estos errores. Ojalá pronto podamos volver a entrenar y jugar en el Microestadio de River, quiero que las chicas tomen confianza ahí. Confío en ellas porque saben que pueden dar mucho más”, explicó Eiras.

Por Roberto Blanco