River, pionero en el derecho a la información al socio

El oficialismo y la oposición estuvieron discutiendo la inclusión de este derecho, el lunes podría ser aprobado en asamblea. Sería un importante antecedente en el fútbol argentino.

Muchas veces se dice que  “quien tiene la información, tiene el poder”. Al igual que una sociedad, un país, un club de fútbol está integrado por sus socios que deben tener el derecho a la información. ¿Cómo se realizan los balances? ¿Cómo es una transferencia, una compra de un pase de algún jugador, cómo se hace la venta de entradas para los partidos?  Ésta y otras preguntas, tienen que ser respondidas.

Las administraciones no deben hacer lo que quieren sin tener ningún control. La corrupción fue y es una de  las razones que nos llevó a donde estamos. La manipulación de la información y el abuso del poder deben tener un límite. Por eso, el derecho a informar es uno de los pilares fundamentales del derecho internacional, nacional, y de los derechos humanos, parte de un sistema democrático. En los clubes de fútbol muy pocos tienen reglamentado este derecho, pocos casos como el Barcelona, y ninguno en nuestro país.

En River, el socio vota y puede participar de asambleas. Existe un oficialismo y un lugar a una minoría opositora (no así en otros clubes). Ahora, por primera vez desde que asumió Passarella, oficialismo y oposición lograron consensuar un proyecto del derecho a la información. Varias propuestas se habían realizado desde 2007.  El oficialismo propuso la suya,  la oposición otras.  Lo importante es que esta iniciativa sea ejemplificadora para el fútbol argentino, que vaya más allá de cualquier gestión en particular. El lunes se votaría el proyecto oficialista modificado, pero entraría en vigencia en 2013, luego de las elecciones en el club.

La propuesta oficialista era limitada en muchos aspectos. Establecía que para acceder a alguna información, se deberían presentar diez socios, con firma verificada ante escribano público, y que el Secretario del club era exclusivamente el que consideraría o no suministrar la información, y bajo total confidencialidad. Hay cierta información que no puede ser proporcionada, si se viola el derecho a la intimidad, información sensible que  pueda perjudicar los intereses del club, etc.

Los proyectos opositores, en cambio, proponían el derecho a obtener cualquier tipo de información, individual o colectivamente. Incluso, algunos contemplaban el poder publicar la información en Internet,  y un apartado especial para periodistas y los no socios.

Lo acordado, en principio, sería que el derecho a la información es un derecho individual de cada socio, que el pedido sería evaluado por una comisión de cinco personas, entre los que habría representantes de la minoría, y  se refiere a todo lo que este documentado por escrito. Esta idea tiende hacia una mayor participación de los socios, y a que otros clubes también puedan tener su derecho a la información. Varios de ellos, como Independiente y San Lorenzo, tienen la intención de lograr el mismo objetivo. Esperamos que finalmente se apruebe este proyecto, para lograr un club más transparente, más democrático, y un mejor fútbol para todos.

Por Luciana Flesler