Una mañana distendida para los titulares

Mientras los suplentes se enfrentaban con Tristán Suárez en una de las canchas del complejo Buenos Aires Football, aquellos que jugaron frente a Deportivo Merlo trabajaron bajo techo y luego trotaron, a raíz de la intensa lluvia que hubo en Benavídez.

No fue la mañana más adecuada para empezar a darle más rodaje a la misma formación que actuó el sábado pasado en la cancha de Vélez Sarsfield. Como consecuencia de la jornada libre de ayer y el agua que cayó durante las últimas horas, el cuerpo técnico dispuso que los titulares se movieran en el gimnasio y después corrieran, aunque sin grandes exigencias.

A excepción de los arqueros, quienes se entrenaron bajo las órdenes de Carlos Roa, el plantel realizó distintas tareas físicas sin quedar demasiado expuesto a las precipitaciones. Por ahora, todo indica que la contundencia del fin de semana y la solidez defensiva harán que Matías Almeyda repita a los mismos protagonistas para visitar a Gimnasia y Esgrima La Plata.

Una costumbre recreativa

Ya es habitual que el Pelado y Gabriel Amato ensayen tiros libres en sus momentos de ocio. Y a pesar de que las condiciones climáticas no resultaron favorables, se dieron el gusto de patear la pelota durante algunos minutos, previo a la llegada de la delegación rival.

Por Antonella Valderrey

Imagen: Pasión Monumental / Archivo