Un delantero diferente

David Trezeguet  volvió a demostrar su clase con un golazo que abrió el marcador, en un partido que se venía complicado. La cuota de calidad que lo distancia de la media.

Resulta extraño verlo enfrentar a los humildes equipos de la segunda categoría como si fueran los grandes clubes contra los que le tocó jugar durante su carrera. Es una caricia para la vista ver cómo con un simple movimiento, deja perplejo a cuanto defensor se le cruce. Y es exquisito verlo definir, claro.

El delantero franco-argentino se ganó su primer “Daviiid, Daviiid” desde la tribuna de River y lo hizo, además de por lo excelente jugador que es, por sus festejos desmedidos, por la demostración de amor a la camiseta millonaria.

Sus números lo demuestran. En los 187 minutos que le tocó estar dentro del campo de juego durante el campeonato de la B Nacional, Trezeguet tuvo sietew remates al arco y convirtió cinco goles. Todo dicho.

Las dudas ya quedaron en un pasado que los hinchas casi no recuerdan. El presente es el que muestra que Matías Almeyda cuenta en su plantel con un delantero de jerarquía internacional. Seguramente, en el futuro, serán muchos goles más los que podrá gritar el hincha de River. Este es un romance que recién empieza.

Por Antonella Valderrey

Imagen: Olé