Domingo y Ledesma: una dupla que no conformó

El doble cinco alternativo no tuvo mucha participación en el triunfo millonario. De todas maneras, Matias Almeyda les dio la oportunidad que pedían como titulares, e incluso la cinta de capitán a uno de ellos.

Nicolás Domingo había sido titular por última vez contra Patronato. El lobo lo hizo frente a Aldosivi y Defensores de Belgrano. En un partido con mayoría de suplentes, ante un rival desconocido, lo poco que ofreció el equipo bastó para pasar a octavos de final.

Domingo tuvo más participación en el juego, pero le faltó personalidad para ser el conductor. Moviéndose principalmente por la izquierda, tuvo algunas asociaciones interesantes en el primer tiempo con Daniel Villalva, Martín Aguirre y Juan Manuel Díaz, pero no más que eso.

Ledesma eligió inclinarse hacia la derecha y un poco más retrasado, acercándose a los centrales, pero casi sin nada de protagonismo. De hecho, no formó parte del circuito de juego del equipo. En el segundo tiempo, a los 19 minutos, Domingo tuvo nuevamente una jugada peligrosa en el área rival, pero no pudo concretar.

En general, ambos estuvieron imprecisos y no encontraron el juego colectivo entre ellos. Tampoco intervinieron en los goles del partido, uno de media distancia de Aguirre y otro con una gran definición de Gabriel Funes Mori.

Quizás el fútbol les de revancha y en otro momento tengan otra oportunidad de demostrar que pueden dar un poco más. Lo importante es que se superó la prueba en Catamarca, River debe mejorar y no subestimar a ningún rival si quiere seguir avanzando en la Copa.

Por Luciana Flesler

Imagen: Olé