La defensa juvenil aprobó

Con la salida de Carlos Arano por la rotura de ligamentos en la rodilla derecha, River terminó el partido con una línea de fondo integrada por jugadores que debutaron hace menos de un año en Primera.

A raíz de la suspensión de Jonatan Maidana se abrió la posibilidad de que Germán Pezzella debutara en el campeonato con River, pero un imprevisto durante el partido hizo que sean todos jóvenes los encargados de defender el arco del Millo, tres de ellos surgidos de las Divisiones Inferiores del club.

Por eso, la última no contó con experiencia, pero sí con talento. Luciano Abecasis continuó ocupando el lateral derecho, mientras que Ramiro Funes Mori se encargó de cuidar el izquierdo. De esta manera, se pudo ver en el Monumental la dupla central que disputó varios encuentros en Inferiores y en la Selección juvenil.

El rendimiento, en general, fue parejo, si se tiene en cuenta que, además, Quilmes no llegó demasiado. Abecasis se proyectó con criterio como siempre; Pezzella tuvo el nivel más alto, mostrando presencia y seguridad; Leandro González Pirez estuvo errático por momentos, pero cumplió e incluso estuvo cerca de convertir de cabeza y Ramiro Funes Mori tuvo una correcta actuación en un puesto en el que no está habituado a jugar.

La conclusión es buena, principalmente porque se despejó la duda que había sobre la presión de los chicos y la falta de experiencia. Seguramente, con la vuelta de Maidana y la recuperación de Juan Manuel Díaz todo vuelva a la normalidad, pero lo cierto es que los chicos demostraron en un partido difícil que la camiseta no les pesa.

Por Antonella Valderrey

Imagen: Olé