A Aguirre se lo notó incómodo

El mediocampista venía quedando marginado en el banco de suplentes y con pocos minutos de juego. En esta ocasión, el Gula tenía una oportunidad para demostrarle a Matías Almeyda que merecía tener un lugar en el equipo titular, pero no se pudo adaptar como volante por derecha y se lo vio desconcertado.

Como Carlos Sánchez debía cumplir una fecha de suspensión, Martín Aguirre volvió a la titularidad luego de varias fechas –la última vez había sido ante Patronato, en el Monumental-. La incógnita surgió cuando el técnico le designó un puesto en el cual nunca se había desempeñado desde que arribó a Núñez.

No bien comenzó el encuentro, Aguirre estaba incómodo e impreciso con los pases con mucha dificultad para adaptarse por el costado derecho. Luego, se quedó en el círculo central, como tercer cinco adelantado, dejando a Abecasis hacer la banda en ataque. Después, tras una indicación del Pelado, Leonardo Ponzio jugó como volante por la derecha y el ex-Olimpo compartió el medio campo con Ezequiel Cirigliano.

De todas formas, con Ponzio como figura, Aguirre fue uno de los puntos más débiles del equipo, no sólo a la hora de marcar sino también en la distribución. Y con el partido sentenciado, a los 36 minutos de la segunda etapa, el volante nacido en Bahía Blanca fue reemplazado por Daniel Villalva.

Por Ignacio Román

Imagen: Wally / Pasión Monumental