Sánchez: “No tengo ganas de irme”

El volante por derecha aseguró que se encuentra “muy cómodo” y que, además de lograr el ascenso a Primera División, su objetivo es “jugar un torneo en la A con River”.

Es una pieza fundamental para Matías Almeyda, quien deberá prescindir de él frente a Sportivo Desamparados, el domingo que viene. Carlos Sánchez tiene gol, llegada, buen pie y marca, por eso clave para el técnico, al que apoya totalmente: “Es un jugador más, está atento a lo que cada uno precisa. Nos da mucha confianza para salir a la cancha y disfrutar de un partido de fútbol. Por eso tratamos de respaldar dentro de la cancha esa confianza”.

Satisfecho con su presente en Núñez, el mediocampista uruguayo sueña con una estadía a largo plazo, luego de haber sido padre por segunda vez (Juan Manuel se llama su nuevo hijo). “Mi idea es quedarme. No tengo ganas de irme, me siento muy cómodo. Lo primero que deseo es ascender y luego jugar un torneo en la A con River”, manifestó, en declaraciones a Rock and Closs, por FM 95.9.

Con respecto a la expulsión en la victoria sobre Independiente Rivadavia, el Pato -así lo llaman sus seres queridos- se mostró arrepentido del reclamo que le hizo a Germán Delfino: “No fue un foul malintencionado ni me tiré con los pies hacia adelante. Además, fue una pelota dividida, no la llevaba el contrario. El árbitro me amonestó y después cometí el error de seguir protestando, sabiendo que no iba a volver para atrás. La segunda amarilla viene pensando que yo lo quise pasar por arriba a él, y no fue así”.

De todas formas, Sánchez tan sólo recibió una fecha de suspensión, de acuerdo a lo que informó hace unas horas el Tribunal de Disciplina de la AFA. Entonces, el volante de 27 años podrá jugar frente a Quilmes, aunque mientras tanto confía en el trabajo colectivo: “El equipo está mucho más maduro y a medida que va ganando, agarra confianza. Ya no pierde la calma a la hora de no tener la pelota. La paciencia hay que mejorarla partido a partido”.

Por otra parte, el ex-Godoy Cruz dejó en claro que prefiere desempeñarse sobre el costado derecho. “Me siento cómodo por los dos lados, pero con mi pierna hábil cambia mucho porque conozco el lugar de memoria y sé los recorridos que tengo que hacer, además de cuándo atacar y cuándo no”, analizó.

La Selección Argentina, por ahora un sueño lejano

“Me había entusiasmado un poco, pero son cosas que pasan. Había rumores, pero no llegó nada concreto, por eso lo tomé con pinzas”, explicó Sánchez, cuyo apellido había sonado con fuerza en el segundo semestre del 2011, teniendo en cuenta que Alejandro Sabella tiene un buen concepto futbolístico de él.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental