“La gente tiene un amor incondicional por el club”

(VIDEO INCLUIDO) El mediocampista millonario habló en exclusiva con Pasión Monumental. ¿Los temas? Su situación futbolística, la posibilidad de jugar ante Desamparados y lo que le provoca el apoyo de los hinchas de River.

Es uno de los jugadores más queridos por la gente. Quizás por no haber tenido la chance de ser titular cuando muchos creían que se había ganado un lugar entre los once, pero lo cierto es que Martín Aguirre se convirtió en uno de los jugadores más pedidos desde la tribuna.

Y luego de la expulsión de Carlos Sánchez, se le abrió una posibilidad para entrar a la cancha el próximo domingo, en San Juan: “Vamos a ver qué para mañana Matías (Almeyda). Hay varios jugadores. Está el Lobo Ledesma, Nico (Domingo). He jugado como volante en Godoy Cruz, en Olimpo, no me es ajena la posición. Obviamente, tendría que practicar para volver a sentirme seguro en ese lugar”.

Además, el volante habló sobre el rendimiento del equipo frente a Chacarita y valoró la actitud ante la adversidad de haber jugado con un hombre menos casi todo el partido. “Nos quedamos con diez a los pocos minutos. Fuimos protagonistas todo el partido, no sé qué equipo de la B Nacional lo puede hacer. Fue un envión anímico muy lindo y muy importante para el grupo y para la confianza en el juego”, analizó.

Por otro lado, el ex-Godoy Cruz y Olimpo  dejó en claro que no hubo ningún problema con el entrenador y que sabe que tiene que demostrar un buen nivel para ganarse un lugar. “Matías intenta que todos estemos bien para cuando el necesite al jugador, yo siempre me manejé de la misma manera, juegue o no juegue. Trato de ser igual en el trato con los compañeros, con el técnico, porque yo sé que es una circunstancia no estar, nada más. Nosotros tenemos que trabajar para que cuando te toque tratar de estar al 100%”, manifestó.

Además, el Gula hizo referencia a la hinchada de River, en especial por el cariño que le demuestran partido a partido y lo que sintió en La Plata con la gente coreando su nombre: “Se me puso la piel de gallina antes de entrar, fue un momento de mucho nervio, de mucha ansiedad. Un cariño así no lo recibís todos los días y, obviamente, cuando entrás a la cancha querés dejar todo porque sabés que tenés un montón de gente afuera que quisiera estar en tu lugar y uno tiene que tratar, jugando bien o mal, de dejar todo”.

Por Sebastián Leanza

Video y edición: Florencia Fumagalli