¿Cómo conviene usar el artículo 225?

Alejandro Domínguez llegó a la quinta amonestación y deberá cumplir una fecha de suspensión, mientras que Carlos Sánchez vio la tarjeta roja y podría recibir una sanción más fuerte. De esa manera, surge un interrogante natural en torno a la posibilidad de aprovechar la convocatoria de César González a la Selección de Venezuela para que uno de los dos titulares tenga la chance de enfrentarse con Sportivo Desamparados y Quilmes.

Desde su época como jugador, cuando estaba al límite de amarilla y al borde de perderse un Superclásico, Matías Almeyda dejaba en claro que había pensar en el próximo partido. Por eso el técnico sabe que lo importante será conseguir los tres puntos en San Juan, el domingo que viene. Y para ese compromiso tendrá que elegir a qué futbolista conviene darle un lugar empleando el artículo 225, que contempla la participación de un suspendido en caso de que otro sea llamado para su país.

El sábado, luego de la victoria de River sobre Independiente Rivadavia, el Pelado dejó en claro que aprovechará el beneficio reglamentario para que el Chori o el uruguayo jueguen el encuentro correspondiente a la vigésimo segunda fecha de la B Nacional. Entonces, ¿quién será el elegido? ¿Prevalecerá la función que cumple el mediocampista sobre la banda derecha o el poder desequilibrante del número 10? Además, esté quien esté, deberá purgar la sanción en un futuro.

Lo cierto es que el conjunto de Núñez tiene que implementar el artículo 225 para no sentirlo tanto en la formación. Si Sánchez queda afuera, el Maestrico no podrá ser su reemplazante, justamente porque estará en camino a España para defender la camiseta de la Vinotinto. ¿Martín Aguirre al centro y Leonardo Ponzio a la banda derecha? Puede ser una opción, así como también la presencia de Lucas Ocampos sobre el otro costado y el ingreso de Daniel Villalva en el sector izquierdo.

¿Y en caso de que Domínguez quede al margen? La opción natural es David Trezeguet, siempre y cuando Almeyda desee mantener el 4-4-2. Pero no hay descarar a Gabriel Funes Mori ni al Keko como variantes. Está claro que el abanico es amplio, por eso el cuerpo técnico deberá evaluar qué le conviene hacer para que el Millonario presente un equipo fuerte frente a Desamparados. Más tarde, será hora de pensar en Quilmes.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental