Una expulsión veloz y polémica

Cuando iban tan sólo 12 minutos del primer tiempo, luego de un cruce verbal con el árbitro Germán Delfino, Carlos Sánchez, vio la segunda tarjeta amarilla tuvo que abandonar el campo de juego.

River empezó el partido sufriendo. Es que la temprana expulsión del volante uruguayo le complicaba el panorama al equipo de Núñez, ya que no iba a tener quien desbordara por la banda derecha.

Se trató de una jugada confusa: Sánchez fue a trabar fuerte una pelota con Federico Guerra y, tras sancionar la falta, el juez optó por amonestarlo. Luego de varios reproches por parte del jugador y, a pesar de que Fernando Cavenaghi se había sumado para calmar a su compañero, Delfino decidió sacar la otra tarjeta de su bolsillo y, en consecuencia, lo echó a los 12 minutos de la etapa inicial.

Oficialmente, fue la primera tarjeta roja para un jugador de River desde que Matías Almeyda es el técnico. Cabe recordar que Alejandro Domínguez había sido expulsado de la misma manera por Diego Abal, en el amistoso de verano contra Boca, en Chaco.

Por Ignacio Román

Imagen: Olé