“Todavía tengo ganas de seguir jugando”

Más allá de que algunos rumores lo vinculaban al fútbol chino, Ariel Ortega continúa su carrera en Defensores de Belgrano y su deseo está intacto. Además, observa atentamente el desarrollo de River en la B Nacional. De todas formas, no se imagina un regreso: “Hay cosas personales que uno no se olvida”.

La campaña no es buena. El conjunto que dirige Rodolfo Della Picca se encuentra decimotercero en la B Metropolitana, a ocho puntos del último lugar para el Reducido y a 24 de Sarmiento y Colegiales, los líderes de la tercera categoría. Sin embargo, el ídolo jujeño no se siente desmotivado ni mucho menos: “Todavía tengo el fuego en mi cuerpo y las ganas de seguir jugando. Estoy cómodo acá”.

Por supuesto que el Burrito piensa permanentemente en la camiseta de sus amores y no ocultó su interés. “Lo sigo por televisión. Si en las últimas fechas River tiene la suerte de ascender, voy a ir, sobre todo por mis hijos. Veo mucho fútbol, me gusta. Estos son los seis meses más duros. A River le favorece no jugar en varias canchas de visitante. Está bien armadito y tiene jugadores de jerarquía”, analizó, en declaraciones a Rock & Closs, por FM 95.9

Ortega suele ir seguido al Monumental y aún posee sensaciones cruzadas. “Me da alegría. Llevo a mi hijo y se pone feliz de que lo lleve”, expresó, aunque también dejó en claro que no ve posible una vuelta: “Hay cosas personales que uno no se olvida”. Ariel reconoció que hay “una deuda importante”, por eso también es complicado que haya un acercamiento en el corto o mediano plazo.

Por Germán Balcarce