Un nuevo rumbo

Las exigencias del Mundo River cambiaron. Este Mundo River nos plantea nuevas necesidades y nos propone otros desafíos, impensados años atrás. River cambió, no es el mismo y a veces hasta pareciera que la gloriosa banda roja se desdibujó. Nuevas necesidades requieren nuevas soluciones y este es el desafío que tenemos que afrontar.

¿Qué está pasando? Nos encontramos en un nuevo paradigma. El tiempo es otro. Quizás el cambio de paradigma se haya dado hace mucho, detrás de algún nombre maldito de esos que tanto mal le hicieron a nuestro club. Quizás se haya dado en ese tan doloroso J26 que nunca vamos a olvidar.

¿Cómo se enfrenta el cambio? Juntos, porque tenemos que ser más hinchas de River que nunca. Involucrándonos, porque sólo así podemos conocer los verdaderos problemas. Creyendo en la grandeza de este amor, porque es la única manera de recuperar la identidad que una vez supimos tener.

Las exigencias cambiaron pero el objetivo es el mismo: que River siga siendo el más grande, lejos. La historia así lo exige y nos debemos a ella. Nuestro corazón así lo exige. Como ciudadanos del Mundo River, es la obligación de todos -los que están dentro y los que estamos fuera de la cancha- trabajar para que eso suceda. Vivimos tiempos difíciles y queda aún más pero yo creo que el cambio de rumbo es posible. El amor está y por eso estamos acá.

Por Victoria Peralta Wagner