Un festejo de locos

(VIDEO INCLUIDO) Mientras en el Viejo Continente siguen muy de cerca sus pasos, Lucas Ocampos no deja de demostrar sus cualidades como jugador. Esta vez convirtió un golazo que a River le permitió llegar a la punta del campeonato

El equipo de Matías Almeyda no comenzó bien. Desde el inicio Chacarita lo apretó y no lo dejaba jugar por los costados. El gol en contra de Damián Toledo ayudó mucho para que River empezara a soltarse y a manejar la pelota.

A los 39 minutos de la primera etapa, Ocampos sorprendió con un remate desde afuera del área al ángulo superior izquierdo, dejando sin respuesta a Nicolás Tauber. El festejo no fue ajeno al gol. Es que el ex-Quilmes se dio el lujo de ir a buscar al DT y abrazarlo, demostrándole su apoyo.

Luego, a los 33 minutos de la segunda etapa, con muchos aplausos de por medio, la joven promesa del Millo fue reemplazada por el delantero franco-argentino, David Trezeguet. “Necesitaba un partido así, lo venía buscando. Almeyda me bancó, después del mal partido que jugué ante Almirante Brown”, expresó el jugador de apenas 17 años.

Un dato a tener en cuenta es que siempre que Ocampos convirtió, River ganó. El gol de hoy fue el quinto en su carrera. Independiente de Mendoza, Sportivo Desamparados, Atlanta y Guillermo Brown habían sufrido la capacidad desequilibrante del volante.

Por Ignacio Román