El Chori se movió sin problemas

A pesar de que ante Almirante Brown salió a raíz de una serie de molestias en el aductor derecho, Alejandro Domínguez no presentó inconvenientes en la práctica de esta mañana.

La alarma se encendió en el entretiempo, cuando el delantero de 30 años le pidió el cambio a Matías Almeyda, argumentando que no se sentía de la mejor manera para continuar en el campo de juego, teniendo en cuenta los dolores, el césped alto y la temperatura elevada.

Sin embargo, no se trató de nada grave para el Chori. Y hoy quedó ratificado en el complejo Buenos Aires Football, de Benavídez, donde trabajo en el gimnasio y trotó en una de las canchas junto con aquellos que jugaron el domingo.

En consecuencia, Domínguez se repuso fácilmente y estará a disposición del Pelado para visitar a Chacarita el fin de semana que viene, en Avellaneda, por la vigésima fecha de la B Nacional.

Por Germán Balcarce

Imagen: Pasión Monumental / Archivo