Uno por uno vs. Boca

(MENDOZA – ENVIADO ESPECIAL) Como ya es habitual, Pasión Monumental analiza la actuación de cada jugador de River y le asigna un puntaje, tras haber caído por la mínima diferencia en el Superclásico disputado por la revancha de la Copa Luis Nofal.

Daniel Vega (6): sin nada que hacer en el gol de Pablo Mouche, el arquero no se complicó a la hora de resolver con los pies e incluso evitó que el autor del único tanto ampliara la diferencia en un mano a mano.

Luciano Abecasis (5,5): si bien es cierto que se proyectó permanentemente con criterio y decisión, debería hacer llegado al cierre en el gol de Boca. Intentó desde afuera con un derechazo que contuvo Sebastián Sosa.

Jonatan Maidana (6): no tuvo una noche complicada y, a diferencia del miércoles pasado, controló sin inconvenientes a Nicolás Blandi. Firme en el juego aéreo, tuvo dos cabezazos en el área de enfrente, aunque sin éxito.

Ramiro Funes Mori (5,5): cometió un error que podría haberle costado caro cuando se quedó corto con un pase hacia atrás. De todas formas, Vega logró evitar el segundo gol de Mouche. El central juvenil estuvo mejor en el complemento que en el primer tiempo.

Juan Manuel Díaz (4): a pocos segundos de comenzado el encuentro, cometió una infracción que debería haber sido amarilla, tras derribar a Pablo Ledesma. Justamente, el mediocampista rival llegó hasta el fondo por la zona del defensor uruguayo en el gol.

Carlos Sánchez (6,5): el jugador más claro y constante de River. Siempre buscó, con y sin socios. Más allá de que pifió un derechazo, envió un centro bárbaro que estuvo cerca de señalar la igualdad. Además, se entendió bien con Abecasis.

Ezequiel Cirigliano (6,5): por lo general, ganó en la fricción y en los balones divididos. Jugó a uno o dos toques y con mucha categoría para proteger la pelota con su cuerpo y entregársela a un compañero a pocos metros del área rival. Sin embargo, fue reemplazado inexplicablemente.

Leonardo Ponzio (5): a pesar de que fue bastante preciso en los pases y participó de manera constante, no cumplió con los requisitos mínimos a la hora de recuperar el balón. Por ahora, continúa sin seducir a los hinchas, pero sigue siendo titular.

César González (6): quizás le faltó un poco más de convicción para desequilibrar en ofensiva, pero Juan Manuel Díaz no lo ayudó. El volante venezolano fue víctima de al menos cinco faltas y siempre se mostró como una opción libre sobre la izquierda.

David Trezeguet (-): tan sólo duró ocho minutos en el terreno de juego. Se lesionó sin que nadie lo derribara y fue sustituido cuando apenas había mostrado algunas descargas de primera para darle velocidad al circuito ofensivo.

Fernando Cavenaghi (5): le faltó puntería, pero siempre buscó y buscó espacios para lastimar. Perdió la precisión que lo caracterizaba en los tiros libres durante su primera etapa en el conjunto de Núñez. De todas formas, su perseverancia es para destacar.

Los que ingresaron

Gabriel Funes Mori (4): intrascendente, sin peso en ataque. Pivoteó en un par de oportunidades, pero con eso no le alcanza. Su único intento fue con un cabezazo débil que Sosa contuvo fácilmente.

Lucas Ocampos (6): su presencia le generó varias inquietudes a Enzo Ruiz y compañía. Peleó por cada pelota con mucha convicción y, generalmente, se impuso. No tuvo la posibilidad de rematar, a pesar de que llegó al área con frecuencia.

 Martín Aguirre (-): no contó con demasiado tiempo para exhibir sus cualidades. Sin embargo, se lo vio sin ritmo a la hora de ir a luchar las divididas. Tampoco tuvo velocidad, pero dio un par de pases difíciles.

Andrés Ríos (-): su ingresó fue la ultima carta de Matías Almeyda para conseguir la igualdad. La única aparición relevante fue a través de un derechazo que exigió al arquero de Boca, cuando iban 40 minutos del complemento.

Por Germán Balcarce

Imagen: Olé