Sequía de verano

(MENDOZA – ENVIADO ESPECIAL) Con apenas dos goles en cuatro presentaciones, River dejó una imagen muy negativa a la hora de concretar las situaciones. De hecho, los tantos fueron en el partido frente a Racing, por lo que en los tres compromisos restantes las redes rivales terminaron invictas.

Más allá de los cuatro puntos sobre 12 posibles -es decir el 33%-, el conjunto de Núñez mostró un aspecto  que resulta de mayor preocupación, teniendo en cuenta la sequía goleadora. Sin festejos de Fernando Cavenaghi, Alejandro Domínguez ni los mediocampistas y defensores, los únicos que festejaron son Gabriel Funes Mori y David Trezeguet.

Por supuesto que semejante cifra desalentadora quedará al margen si la artillería es utilizada el domingo que viene ante Almirante Brown, aunque el escenario actual no colabora para que la ilusión se materialice. Sobre todo, porque la esencia más pura del fútbol y lo primero que enseña el juego como tal es que para ganar hay que hacer más goles que el otro equipo.

¿La crisis estival en números? Los dos tantos mencionados fueron como consecuencia de 46 remates en los cuatro encuentros. Desde los cabezazos de Jonatan Maidana y compañía hasta los que se fueron elevados, pasando por el remate lejano del Chori frente a Racing y, obviamente, contabilizando los festejos de Funes Mori y Trezeguet ante dicho adversario.

Está claro que la eficacia es pobre, especialmente porque Matías Almeyda empleó a seis atacantes, con distinta cantidad de participaciones: Funes Mori (4 PJ, 337 minutos), Cavenaghi (4 PJ, 314 minutos), Domínguez (devenido en enganche, con 3 PJ, 159 minutos), Trezeguet (3 PJ, 81 minutos), Andrés Ríos (3 PJ, 61 minutos) y Luis Vila (un partido, 24 minutos).

En consecuencia, el Pelado deberá hacer mucho hincapié durante esta semana en la definición. Si bien es cierto que siempre le da importancia en los entrenamientos, tendrá que buscar la forma de que la contundencia se asemeje mucho más a la cifra de intentos en el momento de patear, ya que lo más importante es hacer goles, por sobre todas las cosas.

Por Germán Balcarce

Imagen: Olé