Hinchas de River por el mundo: Marruecos

Seguimos mostrándote como la pasión por River traspasa las fronteras, los idiomas y las culturas. En esta oportunidad, Ali Sadok nos cuenta como vive este sentimiento en uno de los países más conocidos de Africa.

Ali tiene 20 años. Vive en Casablanca, la ciudad más grande y capital económica de Marruecos, ubicado en el Norte del continente. Estudia tecnología en audiovisual. El lenguaje oficial de su país es árabe, la religión es islámica (musulmanes) y el rey es Mohammed VI. Sin embargo, él tiene algo en común con todos nosotros: la pasión por el fútbol y River Plate.

La historia de Sadok comenzó en la Copadel Mundo de 1998, cuando tan solo tenía seis años. Observando el estilo de juego de los argentinos, descubre a los millonarios. “Este equipo es muy parecido a El Wydad de Casablanca (NdeR: ganó la Copa Africana de las Naciones y jugó recientemente la final de la Liga de Campeones de África), ambos son los mejores de su país y llevan los mismos colores. ¿Como no me voy a hacer hincha de River, si River es mundial?”, le explicó este fanático marroquí a Pasión Monumental.

Más allá de que la cultura es diferente, Ali afirma que todos conocen a La Banda y también tiene muchos amigos que comparten esta pasión. “Cuando River estaba en Primera, veíamos los partidos en la tele. Ahora, los veo por Internet. Acá son las tres de la mañana cuando juega, así que no duermo para verlos y canto las canciones con los hinchas”, cuenta, porque también sabe español. Para él, River representa mucho: “Es mi vida, soy feliz cuando los veo jugar. Cuando descendimos, estuve muy mal. Estaba triste todo el tiempo, no lo podía creer. Pero ahora veo que el retorno es sólo una cuestión de tiempo”.

A Sadok le gustaría formar una filial. Sus ídolos son desde La Máquina, Angel Labruna y Mario Alberto Kempes hasta Erik Lamela, Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi. “River es la más grande escuela de fútbol del mundo. Pasé momentos inolvidables en los campeonatos del 2003, 2004, 2008, y recordando los 90, el 86…”, cuenta. Conocer el Monumental es su sueño máximo. Juega al fútbol, y tiene amigos enla Argentina: María, en Buenos Aires; Celeste, en Córdoba; y Angel, en Mendoza.

“Todos los argentinos deberían conocer este gran país, lleno de playas, montañas y desiertos. Es rico en naturaleza, turismo y en la generosidad de los marroquíes”, describe Ali. Otro de sus sueños es que River juegue un amistoso con su equipo local, El Wydad. Lee las noticias en un foro millonario en su país, en páginas de River, a través de sus amigos y en Internet. Siempre se sintió un hincha mas, a la distancia, pero con la misma pasión que cualquiera de nosotros: “Ahora, los jugadores y los hinchas tenemos que estar presentes más que nunca. Como dicen ustedes: en las malas mucho más”.

El mapa se sigue vistiendo de rojo y blanco, el hincha de River es mundial. Queremos seguir conociendo a todos y pintar el globo con los colores. Si querés contarnos cómo vivís desde lejos este sentimiento, escribinos a nuestro Facebook o a nuestro Twitter (@pmonumental).

Por Luciana Flesler