Uno por uno vs. Estudiantes


(MAR DEL PLATA – ENVIADO ESPECIAL) Como ya es habitual, Pasión Monumental analiza la actuación de cada jugador de River y le asigna un puntaje de acuerdo al rendimiento.

Daniel Vega (6,5): gran atajada para sacar un derechazo de Juan Sebastián Verón, a los nueve minutosdel primer tiempo. Además, se mostró muy seguro en los centros, tanto para quedárselos como rechazarlos con los puños. Fue práctico con los pies.

Luciano Abecasis (5,5): alternó buenas con malas. Por momentos, tuvo decisión para proyectarse, aunque en otras ocasiones le faltó convicción y velocidad para resolver en ofensiva. Lo mismo le ocurrió en algunas acciones defensivas, aunque no se complicó.

Jonatan Maidana (6): firme en la marca. Si bien no pudo anticiparse a los delanteros, fue inteligente para cubrir los espacios y darle un destino seguro a la pelota en cada salida, formando una dupla confiable junto con su compañero en la zaga.

Ramiro Funes Mori (6,5): impecable en el juego aéreo, superando fácilmente a Gastón Fernández y Mauro Boselli. Incluso, dio una muestra de enorme categoría cuando bajó una pelota con el pecho, a pocos minutos del final. En consecuencia, dejó una imagen satisfactoria.

Juan Manuel Díaz (6): cumplió a la hora de marcar e incluso se animó a incursionar en ataque, pero sin demasiadas chances para concluir las jugadas, teniendo en cuenta que sus compañeros prefirieron el pase en profundidad o el otro costado.

Lucas Ocampos (7): por primera vez desde su debut, actuó sobre el sector derecho. Dejó una imagen interesante, debido a que su compromiso fue total en el retroceso e impidió varios avances de Estudiantes de La Plata. También exhibió algunas pinceladas y un pase al vacío que podría haber terminado en gol.

Ezequiel Cirigliano (7): más allá de un par de errores groseros y algunos excesos en la tenencia, fue un reloj en el medio campo. Manejó los tiempos, cortó el circuito rival, ganó de cabeza en el anticipo y distribuyó con precisión en velocidad en varias acciones.

Carlos Sánchez (5): se ubicó como volante por izquierda, perdiendo al menos un movimiento en varias salidas, debido a que jugó con el perfil cambiado. A veces sus intentos sirvieron para finalizar las jugadas, pero también sintió la diferencia posicional.

Alejandro Domínguez (5): una noche muy extraña para el Chori. Sus ideas fueron muy buenas, aunque no estuvieron acompañadas por la precisión, sobre todo en los pases largos, cuyos destinos fueron erráticos. Probó desde afuera con un tiro libre y un derechazo, en ambos casos por encima del travesaño.

Gabriel Funes Mori (4,5): intervino poco y nada, sin peso ofensivo. Acertó con algunas descargas, pero lo más relevante fue un zurdazo a pocos centímetros del poste derecho, tras dejar a dos rivales en el camino. También ganó por lo alto en un tiro de esquina, aunque sin puntería.

Fernando Cavenaghi (4,5): fabricó algunos espacios y exigió en la salida rival, pero no contó con ninguna posibilidad para patear al arco, ya que el balón estuvo lejos de llegar en los contragolpes más auspiciosos.

Los que ingresaron

Carlos Arano (6): sin problemas en la marca, aprovechó para cruzar seguido la mitad de cancha. Un zurdazo desviado, un centro muy malo y un buscapié que le generó un susto a la defensa del conjunto platense.

Andrés Ríos (4): fue uno de los tres delanteros con los que River concluyó el partido. Le cometieron una falta muy cerca del área y tuvo movilidad, pero no provocó ningún sobresalto en el área de enfrente.

Luis Vila (4,5): mostró un par de cualidades interesantes como la velocidad y el sentido de la ubicación. De todas formas, no llegó a definir porque le cerraron los huecos en su única oportunidad.

Leonardo Ponzio (-): ingresó a los 29 minutos del complemento para ocupar el costado derecho del medio campo. En poco tiempo, su participación más destacada fue a través de un tiro libre bastante elevado.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental