A donde vayas, siempre estaremos



(MAR DEL PLATA – ENVIADA ESPECIAL, VIDEO INCLUIDO) En el primer partido del año, los hinchas le demostraron su apoyo al equipo, dándole color al encuentro y también pensando en superclásicos que se vienen.

Durante todo el sábado,La Felizse vistió de rojo y blanco, con camisetas que recorrieron desde el centro hasta las playas del Sur. Gente de todo el país y de todas las edades se dio cita nuevamente en el Mundialista. Los que no compraron previamente su entrada tuvieron que hacer una larga cola para poder ingresar. No hubo mayores inconvenientes, aunque muchos se perdieron los primeros minutos del partido, ya que se hizo una única fila que al final se dividió entre plateas y popular.

El aliento se notó en toda la noche, al igual que la expectativa del encuentro con Racing (dedicándole canciones) y por supuesto de los clásicos. Con una popular repleta, se recordó varias veces al rival de toda la vida con el “cada vez nos falta menos, para volvernos a ver.”

La salida del equipo a la cancha fue acompañada por el infaltable “River, mi buen amigo / Esta campaña volveremos a estar contigo”. Como desde la cabecera de enfrente los fanáticos de Estudiantes de La Plata se dedicaron a chicanear con algunas estrofas, la revancha llegó al grito de “el que no salta, es un inglés”.

En el segundo tiempo, se vio con cierta impaciencia frente a la falta de gol con el “que esta noche tenemos que ganar”. Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez fueron los más aplaudidos. No así la voz del estadio, que se equivocó hasta en el nombre de los jugadores al anunciarlos, como fue el caso del Chori, a quien bautizó como Rodríguez.

Al final, algunos jugadores tiraron sus camisetas a la platea en signo de agradecimiento. Se festejaron los buenos momentos del partido, aunque en el desenlace se repitió el ya clásico “yo te quiero, jugando bien o jugando mal”. Y, obviamente, el pedido para salir campeón, con el sueño de volver.

Por Luciana Flesler

Imagen: Wally / Pasión Monumental