Un gol con aire rojo y blanco

(VIDEO INCLUIDO) Alexis Sánchez, quien se consagró campeón con River en el Torneo Clausura 2008, marcó uno de los tantos en la victoria 2-1 del Barcelona sobre Osasuna, por la revancha de los octavos de final de la Copa del Rey.

Más allá de que tan sólo jugó un año en Núñez, el Niño Maravilla dejó un buen recuerdo, gracias a sus condiciones técnicas y a que se marchó con una vuelta olímpica. Una vez llegado a Italia, continuó mostrando su repertorio en Udinese y, producto de ello, fue transferido al mejor equipo del mundo en la actualidad.

Con Josep Guardiola como técnico, Sánchez se ganó la titularidad y, además, creció futbolísticamente. Es que ahora comprende bastante el juego colectivo y últimamente se acostumbró a dar el presente en el área de enfrente, tal como ocurrió hace unas horas en condición de visitante contra Osasuna.

El local se puso en ventaja mediante Dejan Lekic, a los 40 minutos del primer tiempo. Sin embargo, el atacante chileno apareció con un cabezazo a los tres del complemento para marcar el 1-1. Luego fue reemplazado por Lionel Messi, quien asistió a Sergio Roberto para el 2-1 definitivo, cuando iban 26.

Por Germán Balcarce