Movilidad, uno de los objetivos

El plantel hizo tareas físicas con pelota en una de las siete canchas del complejo de la AFA, donde el cuerpo técnico hizo hincapié en distintas actividades para seguir evolucionando en la parte técnica.

Dos grupos diferentes realizaron la rutina elegida por Matías Almeyda y sus colaboradores. La principal idea desde el punto de vista futbolístico fue coordinar algunos movimientos con la pelota para sincronizarlos al ritmo de competencia, de acuerdo a las indicaciones del preparador físico Alejandro Kohan.

“Alta intensidad”, fue una de las frases más utilizadas por el Profe, quien fue el principal responsable de conducir los trabajos, mientras el Pelado, Gabriel Amato y el videoanalista Ariel Holan supervisaban los movimientos y hasta bromeaban cuando se trasladaban en uno de los carritos.

Hubo un clima distendido, con bromas para Federico Andrada y Matías Kranevitter, quienes lucieron cabelleras con cortes exóticos por estar en su primera pretemporada. En ese contexto, el balón formó parte de las tareas y el pedido de movilidad fue constante. “Más rápido, Lucas”, le solicitó Kohan a Ocampos, así como también lo hizo con varios jugadores más.

Por la tarde, se llevará a cabo el segundo turno, en el que Almeyda pondría la formación que presentaría el próximo sábado en Mar del Plata contra Estudiantes de La Plata, que anoche empató 1-1 frente a Racing.

Por Germán Balcarce