Resistencia, una palabra clave en Núñez

River no sólo piensa en el Superclásico que deberá afrontar con sus titulares el próximo 25 de enero frente a Boca en Chaco, sino que también evalúa la capacidad física de sus jugadores durante estos días.

Hay cuatro compromisos de verano, pero uno de ellos está marcado especialmente con el resaltador, tanto por la importancia como por el contrato firmado que obliga a presentar una formación con el 80% de los titulares. Y más allá de que los partidos en distintos puntos del país generan una incomodidad para la preparación, hay una palabra que representa mucho: Resistencia.

Además de ser la ciudad del primer choque frente al rival de toda la vida, se trata de un sinónimo que define la búsqueda de Alejandro Kohan durante las actividades de ayer, hoy, mañana y el sábado que viene. Con el Test de Yo-Yo como parámetro de evaluación, el plantel fue sometido a una prueba bastante agotadora, corriendo ida y vuelta, una y otra vez en andariveles de 20 metros de longitud.

Las carreras se desarrollaron hasta alcanzar el desgaste absoluto desde el punto de vista físico, con un intervalo de diez segundos entre el final de un recorrido y el comienzo del otro, aumentando de manera gradual la velocidad, cuyo ritmo fue al compás de un CD. Cada jugador tuvo una banda cardiotacómetro sobre el pecho para verificar la resistencia intermitente.

Mientras tanto, el Pelado y sus dirigidos piensan en el partido que se llevará a cabo en Resistencia, donde crecen las expectativas por el Superclásico y River buscará llegar de la mejor manera para demostrar que su grandeza continúa intacta. Para eso deberá estar muy bien tanto en lo técnico como en lo físico.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental – Archivo