“Aguilar no merece que lo salude como presidente de River”

Daniel Passarella aprovechó para dejar en claro su rechazo hacia su par anterior e incluso cuestionó la parte económica con un ejemplo sobre las transferencias.

Hay una pelea tácita, sin cuadrilátero, guantes de boxeo ni el cara a cara de un cruce callejero. Se trata del duelo entre el principal responsable de ahora y José María Aguilar, quien desde Japón había asegurado que tiene mucho para decir cuando su abogado se lo permita. Enterado de las palabras del expresidente millonario, el que ejerce el cargo actualmente fue irónico al respecto: “Tiene muchas cosas para decir. Uff, muchísimas. Si se pone a hablar, tiene que hacer un libro abierto y yo lo puedo ayudar, si quiere”.

Alejado completamente de su antecesor, DAP despejó las dudas acerca de un eventual encuentro diplomático. “No merece que lo salude como presidente de River. No conocía con lo que nos íbamos a encontrar cuando agarramos el club. No quiero saludarlo. Tengo miedo de perderme y hacer otra cosa”, afirmó.

¿Más? “En mis años de gestión como técnico, se vendieron jugadores por cien millones de dólares. Los superávit eran de uno, dos, tres millones. Cuando nosotros vendimos tres y dimos un superávit de noventa millones, tuve lástima, ya que esos números anteriores no me cierran”, agregó Passarella, en la nota que le dio a ESPN. Y en relación a la conducción que encabeza, el presidente insistió con la transparencia: “Parala Justicia, somos inocentes; para la gilada, no. No nos llevamos un mango”.

Una respuesta inmediata

Omar Solassi, vicepresidente segundo de River, había dicho que si el equipo no asciende, los directivos deberán “internarse en el Río deLa Plata”. Sin embargo, Passarella apeló a un discurso breve para destacar su voluntad de cumplir el mandato: “Yo no me tiro, lo acompaño hasta la orilla”.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental