Un regalo navideño desde Italia

Como el miércoles pasado Erik Lamela llegó a su décimo partido vistiendo la camiseta de la Roma, el club de la capital deberá abonarle un millón de euros a River.

El estreno se hizo esperar más de la cuenta, pero a partir de ahí el Coco no volvió a quedar relegado. Es que el 23 de octubre marcó un gol en su debut frente al Palermo, por la octava fecha dela Serie A y se transformó en una pieza muy importante para el técnico español Luis Enrique.

Con 758 minutos distribuidos en diez encuentros (cinco victorias, cuatro caídas y un empate), Lamela se afianzó enseguida, teniendo en cuenta que tan sólo una vez ingresó desde el banco de suplentes. Lo cierto es que la Roma había firmado un acuerdo con la institución de Núñez para realizar un pago extra cuando el juvenil llegara a las diez actuaciones.

En consecuencia, la tesorería de River contará con un monto muy interesante y, además, podrá recibir otro millón de euros cuando el mediocampista ofensivo de 19 años llegue a las 20 presentaciones oficiales en uno de los equipos más populares del Calcio. Sin dudas se trata de un regalo navideño. ¿El próximo llegará en Pascuas?

Por Germán Balcarce