River y Papá Noel se unieron por los chicos del Norte

La filial de Charata, provincia de Chaco, organizó ayer un festejo de fin de año en el que niños de todas las edades recibieron al personaje más esperado por ellos, gracias a las donaciones que consiguieron durante 2011.

Con un enorme cansancio físico, pero con el placer y la gran sensación del deber cumplido, la gente de la filial del Norte dio por terminado el año laboral. Claro que quedan cosas por hacer antes de prepararse para iniciar las actividades correspondientes el próximo 20 de enero, pero mientras lo más importante se realizó. Ciento ochenta niños y más de 40 bebés disfrutaron de una suculenta merienda de media mañana y de la presencia de Papá Noel, quien llegó lleno de regalos. Cada uno de ellos se llevó un juguete y cada familia su caja navideña junto con otra de alimentos no perecederos. “Hoy que está de moda el fútbol para todos, la TV para todos, pescado para todos, netbooks para todos, etcétera… ¡Todos ustedes hicieron posible una navidad para todos!”, manifestó Marie Pierre Fuster, una de las organizadoras.

Ariel Cappa hizo todos los fletes de Buenos Aires a Barrancas, junto con Darío Demarchi, quien también gestionó juguetes de madera creados por una escuela. Cristina, de Co-crear, se hizo presente por segundo año consecutivo con una bolsa por chico, preparadas con esmero y amor. La fundación Nivea no sólo acompañó con los talleres artísticos y de apoyo escolar, sino que también mandó, entre otras cosas, 100 cajas navideñas increíbles. Nadina y Marga de la Casa de la Cultura gestionaron el apoyo de Nivea. Todos ellos y muchos otros, sin ninguna duda, hicieron posible esta jornada.

También, agregar que debido a la enorme cantidad de juguetes recibidos, pudieron ir con nuestro Papá Noel al hogar del niño Jesús. Ahí se alojan 17 niños judicializados y al comedor del barrio Esperanza, donde asisten diariamente 100 chicos de los sectores más vulnerables de la ciudad (barrio del basural).

“A cada uno mil gracias en nombre de estos pulgarcitos, que con su sonrisa nos eliminaron los calambres de toda la semana de trabajo a cada voluntario de esta red joven”, agregó Fuster, y concluyó: “Que el espíritu navideño le devuelva a cada uno de ustedes su compromiso, con felicidad absoluta, paz, amor, armonía, por este apoyo incondicional todo el año.”

Por Camila Troilo y Paulo Filippini