Passarella: “River y Boca no deberían jugar”

El presidente considera que no están dadas las condiciones para que se enfrenten en ningún lugar del país, más allá de que el miércoles 25 de enero y el domingo 29 se llevará a cabo el Superclásico en Resistencia y Mendoza, respectivamente.

Cada vez falta menos para que los eternos rivales vuelvan a quedar cara a cara. Tan sólo restan 35 días para que el Chaco reciba el encuentro más caliente del fútbol argentino, cuando se cumplan 255 jornadas de abstinencia. De todas formas, Daniel Passarella rechazó completamente el asunto: “Yo opino que River y Boca no deberían jugar ni en Chaco, ni en Mar del Plata, ni en Mendoza, por cuestiones de seguridad”.

Sin embargo, el conjunto de Núñez tiene un vínculo sellado con la organización de los dos amistosos de verano correspondientes a la Copa Luis Nofal, cuyo gerente habló con el presidente millonario: “Si Torneos y Competencias decide que tenemos que jugar, lo vamos a hacer. Ya hablé con (Alejandro) Burzaco y le dije que no quería que se jueguen, pero tenemos un contrato firmado. Si ellos dicen que sí, jugaremos; pero nuestra idea es no jugar”.

Consciente de que el clima será muy áspero en las calles y en las tribunas, Passarella fue contundente al respecto. “No queremos asumir absolutamente ninguna responsabilidad posterior porque ahora estamos diciendo que puede haber problemas, que se hagan cargo la AFA, Torneos y Competencias y la seguridad. A mí me parece que se está tomando un riesgo inútil, así que mi punto de vista es que no se juegue”, manifestó, tras el agasajo realizado a los deportistas de River que participaron en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental