Una pasión roja y blanca en Honduras

Ser hincha de River es un sentimiento, una identidad, una pertenencia a algo que se ha vuelto mucho más grande de lo que los propios hinchas podían creer.  A lo largo del año, el hincha ha demostrado toda su grandeza en todo el país. Pero River es y se hace todavía más gigante también alrededor del mundo. En esta nueva sección, iremos mostrando cómo se vive este sentimiento desde lejos, llenando cada parte del globo terráqueo con los colores y con los verdaderos protagonistas del “campeón más poderoso de la historia”.

Dos hinchas nacidos en Honduras –un pequeño país de Centroamérica- se han contactado con Pasión Monumental para explicar cómo viven este momento tan particular. ¿Cómo se puede tener los colores tan arraigados, amar a un club de fútbol desde lejos, sin conocer el Monumental, sin haber estado en un partido y hasta sin ser argentino? Se puede, todo se puede. Seguramente, si ellos estuvieran en Núñez se sentirían en familia, al lado de tantos otros fanáticos que comparten la misma pasión, una pasión universal. Algo muy extraño que sólo lo entiende el que lo vive, el que es parte. Algo que une a gente desconocida, a pesar de la distancia.

Derek Calderón tiene 29 años, vive en Tegucigalpa, en el barrio Villa Adela: “Siento que soy hincha de River desde el vientre de mi vieja, como dicen ustedes. No soy argentino, lo vi por primera vez en el 92, en la TV, jugando un clásico en cancha de Boca. Desde ese momento, me enamoré, sentí como que ya lo tenía en la piel, es algo inexplicable, “de la cuna hasta el cajón”. En los clásicos llenamos mi casa de hinchas, es un carnaval. No tengo palabras para describir la alegría de ver a esos jugadores, tengo envidia de no poder verlos personalmente. Lo que pasó me dio mucha bronca, creo que hubieron errores dirigenciales y futbolísticos. Espero que volvamos a Primera, esto es un paso, porque River es el más grande del mundo. Mis ídolos son el Beto Alonso, Enzo, el Pelado Díaz, el Burrito Ortega , el Pato Fillol, Saviola, Aimar, el chileno Salas, el Cavegol, Labruna, Pinino Mas… El mejor momento sin dudas fue cuando ganamos todo con Ramón. Me gustaría que haya una filial en mi país. Daría cualquier cosa por conocer el Monumental”.

¿Un mensaje para el plantel? “A los jugadores les diría que se den cuenta de la camiseta que tienen, que es un emblema mundial, que vuelvan a poner a River en el lugar que se merece. Quiero volver a ver al Pelado Díaz y a ganar la Intercontinental. Por River falté al trabajo, dejé plantada muchas veces a mi familia. A veces me siento como un argentino más… Aquí hay muchos, ¡hasta tatuados con el escudo de River!”.

Bryan Leonel Morazan Almendarez tiene 21 años y también vive en la capital de Honduras “Desde los seis años soy del millo. Lo vi por primera vez contra América de Cali y mi tío también es de River. Nos reunimos todos en el barrio, en especial cuando se juegan los clásicos. River representa el más grande sentimiento futbolístico que se puede tener por algún equipo de fútbol. Me siento triste por lo que pasó, pero alegre porque estoy en las malas y estamos saliendo. Mis ídolos son el Enzo, Hernán Crespo, Passarella, Saviola, Mascherano e Higuaín. Un momento importante: la final de la Copa Libertadores y los goles de Crespo. Sólo conozco a River porla TV. Pero sólo nos separa la distancia física, porque nuestro corazón está siempre apoyando al millo. Me gustaría decirles a los jugadores que desde Honduras le enviamos el aguante y el corazón para que den lo mejor en cada partido…. Y a los hinchas felicitarlos por estar en todo momento con el equipo”.

A lo lejos, pero también desde muy cerca, esto es algo de lo que generan los colores… River es el más grande porque también “River somos nosotros”, los hinchas. El mapa ya se comenzó a vestir de rojo y blanco, el hincha de River excede las fronteras. Es hora de conocer a todos y pintar el globo con los colores. Si querés contarle a Pasión Monumental cómo vivís desde lejos este sentimiento, escribinos en Twitter a la cuenta de @pmonumental.

Por Luciana Flesler