Montenegro: “Sabíamos perfectamente lo que teníamos que hacer”

(VIDEO INCLUIDO) El lateral izquierdo de River en 1986 repasó las cualidades futbolísticas del equipo y sus vivencias en tierras asiáticas.

Muchos recuerdan el golazo que hizo frente a Boca, dejando en ridículo a Hugo Orlando Gatti con un potente y esquinado remate desde afuera. Pero Alejandro Montenegro hizo bastante más que un hermoso tanto en el Superclásico, porque fue uno de los exponentes de la solidez defensiva del Millonario en la época dorada de la triple corona y sintió felicidad durante el homenaje realizado por el Frente Angel Labruna.

“Estoy 25 años más viejo. Las sensaciones son hermosas porque, a medida que pasan los años, la gente siempre fue muy honesta y buena con nosotros. Siempre digo que más allá de que en las fotos siempre sale un equipo, ése era un plantel. Hay mucha gente que no le ha tocado participar mucho; pero cuando lo ha hecho, lo ha hecho bien. Había un plantel muy grande y hay jugadores que no les ha tocado viajar a Japón, pero sentimos que todos el plantel obtuvo ese trofeo”, explicó el exmarcador de punta.

En una charla exclusiva con Pasión Monumental, Montenegro contó cómo fue la antesala al partido contra Steaua Bucarest: “Nos costó cuatro o cinco días aclimatarnos a Japón, fue bastante complicado. Era un país completamente inhóspito para nosotros, muchos íbamos por primera vez. Lo viví con mucha ansiedad y se me fueron los nervios cuando empezó el partido. Sabíamos perfectamente lo que teníamos que hacer y por eso se logró el objetivo”.

¿Cómo fue el modelo 86 de River? “Era muy contundente a la hora de salir de contragolpe y muy trabajador a la hora de recuperar el balón. Era un grupo de hombres para jugar de visitante en cualquier estadio”, analizó el lateral izquierdo de ese entonces. “Pasé de haber casi abandonado el fútbol a jugar en Japón en dos años y medio, así que ese partido significó todo. Era casi un jugador desconocido para el hincha de River, venía de las Divisiones Inferiores de Ferro”, agregó.

Y con respecto a la actualidad triste de River. Montenegro fue contundente: “Se llegó a un tobogán en el que realmente se pisó el fondo y es esto. Lamentablemente, el hincha lo vivió en carne propia y hoy está pagando eso. Se olvidó del paladar futbolístico porque hoy River no mira la tradición del juego colectivo y lo que hacían los enganches. Hoy, lo único que necesita es ganar”.

Por Germán Balcarce