Las miradas apuntan a un 9

Matías Almeyda considera que la prioridad es incorporar a un delantero para que pueda acompañar a Fernando Cavenaghi. Desde el reconocido David Trezeguet hasta un tapado como Rubén Ramírez. ¿Quién será el primer refuerzo para el 2012?

“Nos pidió un punta. Después vamos a ver si traemos a un jugador para otra posición, no vamos a gastar por gastar. El técnico quiere un 9 y estamos trabajando en eso”. La frase contundente y lo suficientemente clara llegó desde una de las oficinas más importantes del Monumental, tras una comunicación telefónica con Pasión Monumental. Es que para el Pelado hace falta otro goleador más y le entregó a los directivos una lista con un orden de jerarquía, encabezado por Teófilo Gutiérrez, de Racing.

Sin embargo, por ahora parece imposible que el atacante colombiano se mude de Avellaneda y ninguno de los nombres que se barajan está por encima del resto en cuanto a las chances de arribar a Núñez. ¿Quiénes son los otros candidatos? El franco-argentino Trezeguet (Baniyas, de Emiratos Arabes Unidos), el brasileño Rafael Moura (Fluminense) Gonzalo Bergessio (Catania, de Italia), el uruguayo Santiago Silva (Fiorentina) y Ramírez, el máximo artillero de Godoy Cruz y también del Torneo Apertura 2011, con 12 conquistas.

Lo cierto es que en este momento ninguno de los seis mencionados corre con una ventaja considerable y hasta resulta necesario aclarar que lo de Silva es utópico, a raíz de una serie de impedimentos económicos, deportivos e incluso reglamentarios. Trezeguet y Teo son reconocidos hinchas millonarios, pero lo del punta cafetero tampoco es viable, en tanto que el excampeón mundial debería colaborar bastante para que su llegada se produzca.

El mercado de pases ya está en marcha y todas las miradas apuntan a un 9. Mientras tanto, Almeyda desea que su necesidad futbolística se resuelva cuanto antes y planifica los últimos detalles para irse de vacaciones el próximo miércoles hacia las playas de Miami, Estados Unidos, esperando que el regalo navideño y el famoso sueño americano vayan de la mano para consolidar a un River poderoso que vuelva a Primera División.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally / Pasión Monumental