Uno por uno vs. Boca Unidos

(CORRIENTES – ENVIADO ESPECIAL) Pasión Monumental repasa el rendimiento de cada jugador de River y le asigna un puntaje, tras la caída en la cancha de Huracán Corrientes, por la decimoséptima fecha.

Leandro Chichizola (4): había salido de manera acertada en varios centro aéreos, pero se alejó del arco sin necesidad en el último tiro libre local y esa acción derivó en la caída sobre la hora. Alternó buenas y malas con los pies.

Luciano Abecasis (4,5): tuvo altibajos en su tarea, pero no se proyectó con la decisión que lo caracteriza. Si bien no cometió errores defensivos, sufrió cuando Jonathan Benítez ingresó como delantero y se paró detrás de él.

Alexis Ferrero (7): al igual que en sus dos presentaciones anteriores, cumplió un buen papel. Inteligente para rechazar el momento indicado y salir jugando cuando la situación lo ameritaba. Incluso le dio un pase muy bueno a Alejandro Domínguez.

Jonatan Maidana (7): muy oportuno para los cruces, con lectura para anticiparse en los avances de Boca Unidos y evitar que algunos pases frustrados generaran problemas. Impecable en el juego aéreo.

Juan Manuel Díaz (6): continúa sin proyección, pero se mostró muy firme en la marca, cerrando su costado e imponiendo su estatura cuando los dueños de casa apostaban a los pelotazos largos y frontales.

Carlos Sánchez (8): más allá del dolor por la caída y del fuerte cruce que tuvo con Jonathan Benítez, el volante uruguayo hizo un gran partido. Ida y vuelta constante, inteligencia para abrir la cancha, garra, centros tan punzantes como precisos y un derechazo que dio en el travesaño. Se merecía el triunfo.

Ezequiel Cirigliano (6): de menor a mayor. Le costó hacer pie durante la etapa inicial y creció bastante en el complemento, haciéndose importante en la recuperación y distribución de la pelota. Llegó a la quinta amonestación.

Martín Aguirre (5,5): con intermitencias en su nivel. Sigue lento en el recorrido y el despliegue, pero tuvo algunas intervenciones positivas en ofensiva, cuando la presión de los cinco mediocampistas rivales le permitió pensar.

Lucas Ocampos (6): otro que alternó buenas con malas. Cuando sus ideas estuvieron acompañadas de una buena ejecución, generó peligro en los ataques, principalmente a través de las diagonales. Sin embargo, falló en la definición.

Alejandro Domínguez (7): el juego simple fue su principal virtud, tanto en la pelota parada como en varias asociaciones con su compañero de ataque. También se animó a patear desde diversas posiciones y tuvo una clara que debería haber terminado en gol.

Fernando Cavenaghi (6,5): siempre participó del circuito ofensivo y colaboró con la marca para provocar el error en la salida. Creativo para fabricar espacios, aunque errático en la puntería. Gastón Sessa le tapó dos cabezazos muy claras y el capitán falló en otra ocasión.

El ingresado

Andrés Ríos (-): tan sólo entró 15 minutos. Se ubicó como delantero y no aprovechó una oportunidad para encarar y quedar mano a mano con el arquero de Boca Unidos.  Fue amonestado.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally