Una ausencia justificada

Daniel Vega no fue a entrenarse en el Estadio Monumental, debido a que fue padre hace unas horas, entonces se reintegrará al plantel durante la tarde, en Benavídez. Los que estuvieron en Núñez hicieron tareas físicas y pelota parada.

La vida del Indio cambió desde que el calendario marcó la llegada del viernes 25. Es que el arquero pasó al club de la paternidad y ahora su responsabilidad no sólo será custodiar el arco de River cuando le toque, sino también la salud de su primogénito. Por eso hoy acompañó a su esposa y, obviamente con el permiso del cuerpo técnico, no fue a la práctica.

Por otra parte, el resto del plantel realizó el último ensayo antes de enfrentarse con Rosario Central, por la decimosexta fecha de la B Nacional. Luego de una entrada en calor, los convocados por Matías Almeyda se dedicaron a trabajar varios movimientos para las acciones con pelota parada, tanto en defensa como en ataque.

De esa manera, River cerró la semana en el Monumental y los 18 elegidos por el Pelado descansarán en las habitaciones del complejo Buenos Aires Football, tal como lo vienen haciendo los concentrados en la antesala de cada partido como local.

Por Germán Balcarce