“Confiamos en la palabra de Macri y no nos cumplió”

Omar Solassi, vicepresidente segundo de River, se quejó del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como consecuencia de la negativa para que se habilitara la capacidad completa del Estadio Monumental.

La situación desgastante entró en un cuarto intermedio por ahora, debido a que tan sólo falta un día para que el conjunto que dirige Matías Almeyda se enfrente con Rosario Central. De todas formas, en Núñez quedó la espina clavada por la frustración que generó no haber logrado que el partido pueda contar con más de 60.000 personas, por eso todos los cañones apuntaron a Mauricio Macri, expresidente de Boca y principal responsable porteño.

En declaraciones a Los Más Grandes, por Radio Cooperativa AM 770, Solassi no ocultó su malestar al respecto: “El señor Macri le dijo a Daniel Passarella que iba a mandar la autorización para habilitar el estadio para 60.000 personas, pero no nos llegó nunca. El anuncio lo hizo el vocero dela Ciudad de Buenos Aires. Confiamos en la palabra de Macri y no nos cumplió”.

“Tenemos un promedio de 25.000 socios por partido, no creo que vayan 45.000. Si llegan a pasar 1.000 personas más, no va a haber problemas. Teníamos que haber previsto las cosas para las 40.000 personas. Fue un error, pero se pasó el tiempo”, amplió el vice segundo de River, dejando en claro que para él y sus pares de la Comisión Directivaes poco probable que se supere la cantidad de gente permitida, tal como Pasión Monumental anticipó anoche.

Por Germán Balcarce