Continúa la espera por el canje de entradas

Aunque la solución se esperaba para las últimas horas de ayer, la cuestión se dilató y los hinchas siguen a la expectativa de lo que pueda pasar el próximo sábado.

No sólo hay que tolerar ver a River en la B Nacional. A semejante tristeza, se le siguen sumando más complicaciones, más idas y vueltas. Es que a menos de cuatro días para el partido con Rosario Central todas son dudas en cuanto a las entradas, los canjes y la capacidad que finalmente tendrá el Estadio Monumental.

Por estas horas los dirigentes están negociando esas 20.000 localidades que le permitirían al hincha vivir una fiesta completa en su cancha, la que merece sentir River. Y la pelea es con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que en el día de ayer mantuvo la situación en un cuarto intermedio y que debe aprobar los planos presentados por el club para llegar a los 61.321 localidades que se pretenden en Núñez.

En caso de que se aprueben los planos, que no se presentaron en la antesala del encuentro ante Atlético Tucumán, comenzará el tan famoso canje de entradas, ese que le genera incomodidades y complicaciones al hincha que paga todos los meses su cuota de socio y que quiere que se termine de una vez por todas con esta modalidad.

Las cartas están echadas y no depende del Club que habiliten con la capacidad máxima a uno de los estadios más seguros del país. Los simpatizantes deberán esperar un poco más y en el peor de los casos comenzar a pensar en el famoso f5 que tanto los tortura. La situación no da para más, pero son las reglas del juego. Parece que a River cada día le quieren poner más piedras en el camino.

Por Antonella Valderrey