Expectativa Monumental por las entradas

La dirigencia sigue buscando la manera de que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le permita regresar a la capacidad original del estadio, pero por ahora está difícil el asunto y en las próximas horas se dará a conocer la decisión. Si no hay ampliación, el miércoles comenzará el canje de localidades.

Esta vez es distinta a las anteriores en condición de local, tanto en San Lorenzo como en el Monumental. Por ahora no hay fecha ni horario sobre el trámite para que los socios puedan ir a la cancha el próximo sábado, cuando River se enfrente con Rosario Central desde las 19.15, por la decimosexta fecha dela B Nacional.

¿Cómo es el tema? El sábado pasado, tras la goleada 4-1 sobre Guillermo Brown, el vicepresidente segundo Omar Solassi le había anticipado a la transmisión de River Monumental en radio Mitre que hoy se iba a realizar una nueva reunión con los miembros del Gobierno dela Ciudadpara que la habilitación no quede estancada en tan sólo 40.271 espectadores.

Sin embargo, hasta el momento el panorama es muy complicado y parece inviable que haya marcha atrás para los dos encuentros restantes de este año, contra Central y Patronato. “Hace un año que tengo optimismo y me lo tiran al piso una vez por semana. El otro día, 5.000 personas se quedaron afuera”, expresó el vice primero Diego Turnes, el viernes anterior, en Puerto Madryn.

Lo cierto es que mañana habrá una respuesta oficial al respecto y, como lo más probable es que se rechace la solicitud de River, el miércoles comenzaría a desarrollarse el canje de entradas para socios, tal como sucedió en los partidos frente a Chacarita Juniors, Gimnasia y EsgrimaLa Plata, Atlanta, Aldosivi y Atlético Tucumán.

¿Mudanza albiceleste?

En los pasillos dela AFAya se estudia seriamente la idea de quela Selección Argentinaactúe como local en el Interior para los tres compromisos que tendrá el año que viene en las Eliminatorias Sudamericanas. De esa manera, el conjunto que dirige Alejandro Sabella se trasladaría a Santa Fe, Mendoza y Córdoba.

Por Germán Balcarce