Andrada, una promesa que sigue creciendo

El delantero comenzó a entrenarse con la Primer Equipo y crecen las chances de que forme parte de la pretemporada de verano.

La cantera de River sigue siendo una fuente inagotable de jugadores. Históricamente, el Club ha formado a las figuras que hicieron grande a la Institución y al fútbol argentino. Y el presente no es una excepción.

Federico no se conforma con haberse convertido en el máximo goleador de las inferiores, quiere ir por más y lo está consiguiendo. El delantero alcanzó su tanto número 139 en la Sexta División pero al poco tiempo, César Larraigne, director técnico de la Reserva, lo convocó para entrenarse con su grupo.

A pesar de que una lesión en su rodilla lo alejó de las canchas por un tiempo, el juvenil de sólo 17 años pudo tomarse revancha. Es que nada menos que Matías Almeyda decidió que empiece a  practicar con el Primer Equipo. Sí, al lado de Cavenaghi, su ídolo de la infancia y acrecentando las chances de poder realizar la pretemporada de verano junto a ellos.

 Ya recuperado de sus molestias físicas, el futuro de Andrada promete mucho. Llegó a River en 2001, proveniente del club de Baby Fútbol Drysdale y ya tiene pasado de Selección, jugó en la Sub 15 y 17. En 2010 firmó un contrato con una cláusula de rescisión de 15 millones de euros, una cifra récord para un chico de su edad.

Este un paso enorme en su carrera como futbolista y su progreso ya no sorprende. Queda claro que su nombre ya está dejando de ser una promesa y se convierte cada vez más en una realidad.

Por Antonella Valderrey