Ataque y recuperación

Los titulares llevaron a cabo una tarea para continuar mejorando, tanto en la elaboración del juego como a la hora de la recuperación, bajo la atenta mirada del cuerpo técnico encabezado por Matías Almeyda.

“Dale, que no piensen”. La arenga fue constante. Es que el Pelado quiere un equipo que sea protagonista en todas las circunstancias del juego, por eso le pidió a los encargados de la marca que no le permitieran pensar a los juveniles de la Reserva y la Cuarta División.

El entrenador millonario utilizó las dos mitades del campo para dividir al grupo entre futbolistas preparados para aprovechar la ofensiva y otros atentos para quitarle la pelota al rival y darle un destino prolijo inmediatamente.

¿Los elegidos? Carlos Sánchez, Lucas Ocampos, Alejandro Domínguez, Fernando Cavenaghi y Andrés Ríos fueron los responsables de llegar a posiciones para la definición ante un grupo de juveniles, con Daniel Vega como arquero.

Del otro lado, Luciano Abecasis, Germán Pezzella, Jonatan Maidana, Juan Manuel Díaz, Martín Aguirre y Ezequiel Cirigliano tuvieron la misión de que no prosperaran los avances del ecuatoriano Juan Cazares y compañía.

En consecuencia, durante unos 45 minutos, Almeyda evalúo el rendimiento de sus dirigidos para seguir evolucionando en cada aspecto futbolístico, con el objetivo de sumar la mayor cantidad de puntos posibles en los compromisos restantes del año.

Por Germán Balcarce

Imagen: Wally/Archivo