Cavenaghi se sumó a la lista

No es de extrañar que River haga y rehaga su historia cada vez que marca un hito durante los 90 minutos de un partido de fútbol. Aún, estando por primera vez en la segunda categoría del fútbol argentino. Es que, Fernando Ezequiel Cavenaghi, con sus cuatro goles sobre Gimnasia y Esgrima de Jujuy, se sumó a la lista de jugadores que cuadruplicaron dentro de la cancha. 

La historia de River, como todas las historias en el marco general, traen todo tipo de sensaciones, curiosas, recuerdos imborrables, similitudes, y como no podía ser de otra manera, grandes futbolistas, de la talla de Ángel Labruna, Adolfo Pedernera, Bernabé Ferreyra y Norberto Alonso, que marcaron generaciones y que lograron concretar estas proezas que les otorgaron ese mote, el de históricos.

Fueron 19 las veces en que un mismo futbolista marcó cuatro goles con la camiseta de River en un mismo partido. La primera vez, fue en el año 1917, un 22 de julio, cuando el equipo millonario vencía a Tigre en su estadio por 5 a 0, con cuatro tantos de Taggino y uno de Ameal Pereyra. Este encuentro marcaría el inicio de una larga lista, que incluye ídolos, goleadores de todos los tiempos, porque aún perduran en el corazón del hincha.

En la era del profesionalismo, ya en 1932, River se imponía por 5 a 3 sobre Atlanta (rival al que veremos como víctima en varias oportunidades al igual que a Tigre). El 23 de octubre de ese año el millonario tendría al gran Bernabé Ferreyra como protagonista marcando cuatro tantos. Este artillero es el que más veces convirtió de esta manera, en tres oportunidades.

El 19 de marzo de 1933, cuando el Monumental era más conocido como ”La herradura” vencería en el clásico a San Lorenzo por 7 a 1, y nuevamente Bernabé Ferreyra sería el máximo artillero. Seguido por Carlos Peucelle con dos goles y Luna para sellar la cuenta.

El 17 de mayo de 1936 River goleaba 5-0, con José Manuel Moreno como imparable goleador con cuatro festejos, el solitario ante Argentinos Juniors lo marcaría Luis Rongo.

El 7 de noviembre de 1937 River le ganaba por 6-1 a Talleres de Remedios de Escalada y con cuatro celebraciones, el gran Bernabé sería el héroe de la tarde. Los otros dos goles fueron de Adolfo Pedernera y José María Moreno.

El 11 de mayo de 1938 el millonario aplastaba a Estudiantes de La Plata con un contundente 8 a 1. ¿Los cuatro goles? José María Moreno. El restante fue de Bernabé Ferreyra y Carlos Peucelle en dos ocasiones cada uno.

El 30 de abril de 1939 Tigre volvería a sufrir a un delantero millonario marcándole por cuadruplicado, fue José María Moreno y River ganó ese día por 5 a 1. El otro gol lo convertiría Eladio Vaschetto.

El 26 de noviembre de 1939, River volvería a marcar cinco goles, y cuatro fueron de un mismo jugador, hablamos de Roberto D’alessandro que, acompañado en el marcador por Ángel Amadeo Labruna, consiguieron un 5-2 ante Lanús.

El 15 de diciembre de 1940, una vez más Roberto D’alessandro vuelve a marcar cuatro goles. Fue sobre Chacarita en la goleada por 7-0. Los goles que decoraron el resultado fueron obra de Araguéz, Labruna y Moreno.

El 4 de junio de 1944 ahora sí, por primera vez aparece en esta escena el máximo artillero en los 110 años millonarios, hablamos de Ángel Amadeo Labruna, sufrido por Racing. Fue 5 a 1, el gol en soledad lo marcó José María Moreno.

El 24 de noviembre 1944 nuevamente Angelito marcaba cuatro goles en 90 minutos, dentro de sus 292 tantos con la camiseta millonaria. Esta vez el rival de turno fue Atlanta, River ganó 6 a 1 y los otros dos fueron convertidos por Muñoz y Loustau.

El 25 de octubre de 1953 River superó a Platense por 6 a 2 y Eliseo Prado se haría dueño de cuatro tantos. Labruna y Santiago Vernazza decoraron la gran goleada sobre el conjunto de Vicente López.

El 4 de abril de 1954, Walter Gómez se transformaría en el único futbolista extranjero en concretar esta hazaña. Éste hacía que la gente no comiera por verlo, como marcaban las canciones de la época por parte de los hinchas de River para con el uruguayo. Le marcaba cuatro tantos a Lanús. Fue 5-2 y Enrique Omar Sivori decoró la goleada.

Un 4 de agosto de 1963 se anotaba con cuatro tantos, Luis Artime. El rival de turno fue Argentinos Juniors y el gol restante lo marcó Ernesto Juárez.

El 5 de octubre de 1969 River enfrentaba a Desamparados de San Juan en esa provincia por el torneo nacional de Primera División, y ganaba por 7 a 0 con cuatro tantos de Oscar ”Pinino” Más. Héctor Marchetti, Daniel Onega y Vieytez sellaron el resultado final.

En el marco internacional, se produjo también lo que fue la máxima goleada de River por torneos internacionales. Por la Copa Libertadores del año 1970, vencía a Universitario de Bolivia por 9 a 0 y Oscar Más se alzaría en el marcador con cuatro gritos. Daniel Onega marcaría tres. Reinaldo Merlo y Montivero se anotaron en el marcador final.

Norberto Osvaldo Alonso también marcó cuatro goles en un solo partido y fue en la cancha de Huracán ante Chacarita, un 14 de abril de 1978. River le ganó 4 a 1 al elenco de San Martín.

Ya más reciente en el tiempo, Ariel Arnaldo Ortega haría historia, como tantas otras veces, al anotarse con cuatro goles en una calurosa y soleada tarde del 20 de febrero de 2002. Fue 6 a 0 sobre Unión de Santa Fe con cuatro gritos del jujeño y dos goles de Fernando Cavenaghi para sellar una tarde perfecta.

Esta goleada, en el marco del Nacional B, pero con el mismo espíritu goleador y ganador que siempre caracterizó a River, eligió a Fernando Ezequiel Cavenaghi para anotarse en esta larga lista. El sábado en el Estadio 23 de Agosto, ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Vale destacar, para terminar, que no lo nombramos a Leopoldo Jacinto Luque, porque el hizo cinco goles, a falta de cuatro, un 29 de febrero de 1976 a San Lorenzo de Almagro. Nadie lo pudo superar. Esta historia, seguro continuará.

Por Roberto Blanco