Heridas inéditas

River no sólo cayó por primera vez en la B Nacional, sino que también dividió puntos frente a Defensa y Justicia y Deportivo Merlo, los anteriores rivales desconocidos. Y como si fuera poco, volvió a irse triste en un aniversario de la Copa Libertadores de América.

Parece mentira, aunque la historia es tan real como dolorosa. Las últimas dos jornadas tristes para River fueron en momentos en los que el calendario demandaba una sonrisa, pero los resultados causaron dos golpes bastante duros, empezando por el que llegó primero en el caprichoso orden cronológico.

Es que el 26 de junio pasado, cuando se cumplieron 15 años de la obtención de la segunda Copa Libertadores, River , con las tristes consecuencias de conocimiento público. Y hace unas horas, a 25 años del primer título continental, se produjo la caída que nadie quería sufrir en la B Nacional.

La gente de River sintió desesperación en los instantes finales del encuentro ante Aldosivi, manifestando a través de sus rostros y gestos el dolor que representaba la esperanza perdida de que el paso por el Ascenso fuera sin caídas, al menos como pequeño consuelo para la sensación extraña que acompaña esta etapa.

Además, continúa la racha sin vencer a los nuevos rivales, teniendo en cuenta que en la quinta fecha River empató 2-2 de manera agónica contra Defensa y Justicia, mientras que el fin de semana siguiente igualó sin goles frente a Deportivo Merlo. Entre esa serie negativa y los aniversarios con frustración, las heridas inéditas duelen más.

Imagen: Olé

Por Germán Balcarce