De las manos de Arano y Vella

Una de las tareas realizadas en Ezeiza consistió en el trabajo de la ejecución de laterales desde ambos costados para llegar a posiciones de gol, apelando al toque de primera y los movimientos para dispersar la atención de los marcadores.

Matías Almeyda es un técnico que se encuentra en pleno proceso de aprendizaje en competencia. Sin embargo, quiere estar en todos los detalles y posee una amplia escuela, teniendo en cuenta que fue dirigido por varios técnicos, por eso le gusta perfeccionar cada aspecto técnico y desarrollar nuevas jugadas para vulnerar a las defensas rivales.

En consecuencia, hoy se llevaron a cabo varias acciones a partir de las manos de Luciano Vella y Carlos Arano, quienes  se ocuparon de sus respectivos costados. Mientras tres defensores se encargaban de neutralizar las jugadas preparadas, dos jugadores buscaban asociarse a un toque para quedar mano a mano con Leandro Chichizola y Daniel Vega, los arqueros elegidos.

Arano, Alejandro Domínguez y Lucas Ocampos llegaban desde la izquierda, utilizando maniobras distractorias y el desborde para concretar, lo mismo que Vella, Carlos Sánchez y Andrés Ríos partiendo por el costado derecho. Gabriel Amato y Ariel Holan, uno de los videoanalistas, se encargaron de dar las instrucciones para que las acciones fueran exitosas.

Matías Almeyda y el preparador físico Guido Bonini también siguieron atentamente la resolución de las acciones, en tanto que la otra mitad de la principal cancha de Ezeiza fue empleada para atacar de manera colectiva. Los trabajos duraron cerca de media hora.

Por Germán Balcarce