Una noche distinta

Carlos Arano, Jonatan Maidana y Agustín Alayes se quedaron a dormir en el complejo Buenos Aires Football, debido a que prefirieron descansar bien en lugar de tener al menos una hora y media de regreso a sus hogares.

No fue la primera vez y, seguramente, tampoco será la última. Cuando River se entrena por la tarde en Benavídez, a 48 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, y al día siguiente hay doble turno, algunos jugadores se quedan a descansar en las instalaciones que posee Matías Almeyda.

La semana pasada hubo 12 futbolistas que descansaron en la concentración del Buenos Aires Football, por eso lo de anoche no fue tan extraño, teniendo en cuenta que Alayes y Maidana viven en zona Sur, mientras que Arano venía de padecer una demora importante a raíz de un choque en la Panamericana. “Hace unos días, tardé mucho en llegar y perdí bastante tiempo, por eso prefiero quedarme”, le explicó el lateral izquierdo a Pasión Monumental.

En consecuencia, los tres defensores se quedaron en Benavídez, donde cenaron en el amplio bar del complejo, charlaron y amanecieron con la tranquilidad de que no iban a tener un extenso viaje para comenzar la actividad desde las 9.30, hora en que fue citado el plantel.

Por Germán Balcarce