Funes Mori, en la recta final

El delantero continúa entrenándose de manera diferenciada a raíz de la fisura que sufrió en el quinto metatarsiano del pie derecho, pero entre mañana y el jueves se someterá a una radiorafía para ver si puede trabajar a la par de sus compañeros.

Pasaron 25 días desde que una molestia lo obligó a salir en el empate sin goles frente a Ferro Carril Oeste, en la cancha de San Lorenzo. A partir de ese momento, Gabriel Funes Mori no pudo practicar normalmente y el diagnóstico le dio de tres a cuatro semanas inactivo.

Con trabajos de kinesiología, a cargo de Marcos Loyarte y Fabio Alvarez, el atacante de 20 años evoluciona sin apurar los plazos y con la esperanza de estar a disposición de Matías Almeyda cuando River visite a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, el sábado 5 de noviembre.

Lo cierto es que por ahora Funes Mori no tiene contactos con la pelota y aguarda con optimismo los estudios que se realizará en las próximas horas. “Le vamos a hacer una radiografía para ver cómo está”, le informó el médico Gustavo Ríos a Pasión Monumental.

Por Germán Balcarce