Uno por uno vs. Huracán

Pasión Monumental analiza la actuación de cada jugador y le asigna un puntaje luego de la victoria 2-1 como visitante sobre Huracán, por la décima fecha de la B Nacional.

Leandro Chichizola (6,5): sin responsabilidad en el gol de Gastón Machín. Minutos antes había anticipado a Mauro Villegas -más tarde, el arquero le tapó un mano a mano- y, a los 27, desvió un zurdazo de Pablo López. Además, estuvo seguro en los centros.

Luciano Vella (6,5): comenzó con algunos problemas cuando López lo atacó, pero luego creció en su rendimiento, envió el centro del segundo gol millonario, se mostró firme en la marca y, como si fuera poco, cerró dos veces en una misma acción para evitar el 2-2.

Alexis Ferrero (4): cometió un error grosero que derivó en la primera conquista del partido. Tampoco ofreció garantías en las jugadas posteriores e incluso acudió a las infracciones de manera evidente. Si bien es cierto que mejoró en los últimos minutos, su tarea fue floja.

Jonatan Maidana (4): al igual que su compañero de la zaga central, no anduvo seguro. Sin grandes cualidades desequilibrantes, Villegas y Nahuel Oviedo lo inquietaron más de la cuenta. ¿A favor? Algunos cruces oportunos, pero no le alcanzó para revertir la imagen.

Carlos Arano (6,5): se impuso en la mayoría de veces que lo encararon y supo de qué forma aprovechar la banda para cerrar a los rivales. Dio algunos pases largos muy buenos para que los delanteros pisaran el área, pero lo más relevante fue la acción en la que cubrió un cabezazo de Villegas

Carlos Sánchez (6,5): por momentos tuvo la lucidez habitual y en otras ocasiones alternó buenas con malas. Sin embargo, fue veloz y preciso para ver la proyección de Vella en el segundo gol. Gastón Monzón le desvió un zurdazo y le tapó otro, mientras que el uruguayo fue impreciso en los remates restantes.

Ezequiel Cirigliano (6,5): al principio sufrió con la movilidad de los mediocampistas locales. De todas formas, poco a poco empezó a tener protagonismo en el círculo central y, en la recta final del encuentro, se hizo patrón para capturar rebotes e incluso estuvo cerca de marcar el tercero.

Martín Aguirre (9): tiene una claridad notable para marcar y distribuir con precisión, transformándose en un jugador indispensable entre los once. Y a eso le sumó una cuota goleadora que fue determinante para conseguir los tres puntos. Cabezazo impecable en el 1-1 y media chilena para el 2-1 definitivo.

Lucas Ocampos (4,5): voluntarioso y combativo, pero bastante errático en Parque Patricios. A veces cayó en lujos tan innecesarios como imprecisos, mientras que a la hora de patear al arco rival le generó sobresaltos a Monzón, quien le tapó un mano a mano. El volante de 17 años salió con traumatismo en el pie izquierdo.

Andrés Ríos (7): muy práctico para jugar a uno o dos toques y mostrarse permanentemente. Envió el tiro de esquina en el 1-1, estrelló un derechazo en el poste izquierdo y, en el complemento, aguantó la marca de un defensor para devolverle una pared exquisita a Cirigliano.

Fernando Cavenaghi (4,5): más allá de que peleó por cada pelota como si fuera la última, el capitán anduvo flojo en la definición. Un tiro libre muy arriba, un derechazo con el mismo destino, una acción en la que se demoró para resolver y otras tres chances claras que no pudo concretar.

Facundo Affranchino (6): se ubicó sobre e costado izquierdo para suplir la ausencia de Ocampos. Hizo y le hicieron faltas, pero mostró una participación constante e incluso aportó varias ideas en ofensiva. Casi amplia la diferencia y también asistió a Cavenaghi en el anteúltimo ataque.

Foto: Ole.com

Por Germán Balcarce