Almeyda encontró su medio campo ideal

Si bien es cierto que la goleada 7-1 sobre Atlanta fue como consecuencia de un enorme contraste en el que se vio a la mejor versión de River y a la peor del conjunto de Villa Crespo, la tarea de los cuatro volantes millonarios dejó una imagen satisfactoria para el futuro.

Un equipo corto, con poca distancia entre las líneas, movilidad, presión en todos los sectores del campo y juego asociado. En pocas palabras, eso es lo que pretende Matías Almeyda para el modelo 2011/12 de River, que por ahora está invicto y se ilusiona con regresar enseguida a Primera División.

Con un trabajo excelente de los mediocampistas el miércoles pasado, el Pelado se fue muy satisfecho del Nuevo Gasómetro y hoy volverá a poner a los mismos protagonistas, teniendo en cuenta que podrá presentar una formación calcada a la que utilizó ante Atlanta.

Carlos Sánchez y Lucas Ocampos no sólo aportaron sus condiciones técnicas para abastecer a Andrés Ríos y Fernando Cavenaghi, sino que también tuvieron un despliegue constante sobre las bandas, se asociaron con los laterales y abrieron permanentemente la cancha para facilitar las opciones de pases.

Por otra parte, Ezequiel Cirigliano -cada vez se lo ve mejor- y Martín Aguirre hicieron una tarea impecable en el círculo central y sus adyacencias. El joven de 19 años recuperó varias veces la pelota y distribuyó con precisión y criterio, mientras que el experimentado volante tuvo un panorama amplio y abrió la cuenta.

Satisfecho con el rendimiento de los cuatro volantes y sin la posibilidad de volver a probar con Alejandro Domínguez como enlace y Gabriel Funes Mori en la delantera, Almeyda halló el medio campo ideal para afrontar los compromisos que vienen en la B Nacional, donde poco a poco empieza a encontrar lo que pretende para River.

Por Germán Balcarce /// Foto: Joel Richards