La rutina cambió a raíz de las intensas lluvias

Matías Almeyda decidió modificar el lugar de entrenamiento, por eso el plantel trabajó bajo techo en las instalaciones del Monumental y no lo hizo en el predio de Ezeiza para preservar la salud de los jugadores.

Sin la presencia de Alejandro Domínguez -con permiso para continuar el reposo en su hogar- y con movimientos diferenciados para Juan Manuel Díaz y Gabriel Funes Mori, River llevó a cabo las tareas en el Microestadio y un grupo de futbolistas trotó alrededor del campo de juego, donde hoy se enfrentarán la Selección Argentina y Chile.

El preparador físico Alejandro Kohan diagramó una serie de trabajos físicos y también fútbol en espacios reducidos como manera de hacer una parte recreativa, teniendo en cuenta las restricciones que causaron las intensas lluvias que hubo durante toda la mañana en Buenos Aires.

La práctica de mañana se realizará en el Complejo Buenos Aires Football, en Benavídez, donde los jugadores elegidos por Almeyda quedarán concentrados en la antesala del partido contra Huracán, por la décima fecha de la B Nacional.

Por Germán Balcarce