Dos viejos conocidos

River y Atlanta llevan 27 años sin enfrentarse oficialmente, pero comparten una página destacada en la historia, debido a que jugaron entre sí el primer partido de ambos en el profesionalismo, cuando el conjunto de Núñez se impuso por la mínima diferencia.

Se conocen desde que el fútbol es fútbol en la Argentina. Tal vez suena exagerado, pero alcanza con verificar los libros para encontrar el 31 de mayo de 1931 como fecha del puntapié inicial, ya que se trata de la primera jornada con el deporte más popular de todos afianzado definitivamente en tierras criollas.

Aquella tarde, en la antesala de junio, quedó grabada para el fútbol argentino y River hizo un estreno positivo en el campeonato. Con el gol señalado por Vicente Locasso, en la cancha de Atlanta, venció 1-0 al equipo de Villa Crespo y obtuvo sus primeros dos puntos en la Liga Argentina de Football.

Desde ese momento jugaron 87 partidos más, en los que La Banda ganó 55 (221 goles), Atlanta 13 (97 tantos) y repartieron los puntos en las 18 oportunidades restantes. En condición de local, el equipo de Núñez consiguió el triunfo en 28 de los 43 encuentros (nueve empates y seis caídas).

¿La última vez que se enfrentaron? El 3 de octubre de 1984, en el Estadio León Kolbowski, donde igualaron 1-1. Daniel Constantino marcó para el local, mientras que el uruguayo Enzo Francescoli lo hizo para la visita. También habían empatado 1-1 en mayo de ese año y 3-3 en diciembre de 1978.

En consecuencia, Atlanta y River llevan tres empates consecutivos. ¿La última victoria millonaria? Fue el 12 de noviembre de 1978, por la tercera fecha del Campeonato Nacional, cuando Norberto Alonso y Víctor Marchetti marcaron los tantos. Además, Ubaldo Fillol le atajó un penal a Omar Atondo, del Bohemio.

¿Y el antecedente más reciente de Atlanta como vencedor? Fue 2-1, el 18 de octubre de 1978, cuando se impuso 2-1 en Villa Crespo, con dos goles de Alfredo Torres, mientras que Ramón Díaz había marcado el empate parcial. Como si fuera poco, Enrique Reggi le atajó un remate desde los 12 pasos a Hugo Coscia, de River.

Por Germán Balcarce