Una tarde para la reivindicación

Gabriel Funes Mori jugó uno de sus mejores partidos con la camiseta de River y logró revertir las quejas que había recibido en la primera etapa, cuando desperdició una oportunidad inmejorable. El delantero abrió la cuenta y exigió de manera constante a los defensores de Gimnasia y Esgrima La Plata.

 

Nadie lo podía creer. Fernando Monetti estaba vencido antes de que la acción se concretara, pero el 9 millonario, con buena parte del arco a su merced, no supo definir de zurda y simplificó la tarea del arquero visitante. Tan sólo iban tres minutos de la etapa inicial y el conjunto de Núñez había desaprovechado una situación demasiado clara.

 

Después de aquella chance, Funes Mori volvió a tener otra posibilidad y resolvió de la mejor manera, a través de un derechazo cruzado, tras el pase excelente de Alejandro Domínguez. La pelota se fue unos centímetros arriba del travesaño y los hinchas comenzaban a imaginar otra jornada negativa para el atacante mendocino.

 

A los 19 minutos, llegó la tercera ocasión para el Melli, quien tuvo tiempo, espacio y una ubicación privilegiada para rematar de zurda, pese a ser diestro. Pero el punta no lo hizo en el momento apropiado y Monetti logró achicarle el ángulo hasta que la definición provocó que el balón se fuera a varios metros del poste derecho.

 

De todas formas, Funes Mori no había sido un estorbo ni nada por el estilo. Generó varios huecos, colaboró en la marca, inquietó en la salida a los defensores de Gimnasia, se asoció con el Chori y permanentemente se ofreció como descarga para que los mediocampistas -en especial Lucas Ocampos- llegaran con mayor frecuencia.

 

Sin embargo, los delanteros necesitan goles para alimentar el apetito, por eso Funes Mori mantuvo la confianza que renovó con el cabezazo frente a Defensa y Justicia y volvió a revalidar sus cartas cuando le quitó la pelota a un rival, lo superó en velocidad y sacó un zurdazo fortísimo para vulnerar el arco de Monetti.

 

River se puso en ventaja y Funes Mori logró reivindicarse en una tarde que parecía tener un destino oscuro para él. A partir del 1-0, quedó en evidencia lo importante que es el aspecto psicológico para un deportista: el atacante fue pivot en un ataque, aplicó la “bicicleta” e incluso hizo jueguito en pleno campo del adversario.

 

En consecuencia, Funes Mori se ganó varios aplausos, tanto en las acciones posteriores al gol como en el momento que Matías Almeyda decidió ayudarlo con el cambio para que los hinchas le hicieran un reconocimiento -buen gesto del 9 retribuyendo el afecto, sin rencor- y Daniel Villalva sumara minutos de juego.

 

La opinión del técnico

 

“Yo siempre dije que vivieron los más jóvenes de River son los menos deseados por un jugador de fútbol, en una etapa donde tienen que afianzarse o ganarse un lugar. Funes Mori tiene todo para ser un gran jugador, ojalá que siga por este camino”, analizó Almeyda sobre Funes Mori, tras la consulta realizada por Pasión Monumental.

 

Foto: @Joel_Richards

 

Por Germán Balcarce